El BNG deja el gobierno entre acusaciones al PP de paralizar la provincia lucense

Veiga ironiza con el pacto para el presupuesto y dice que produjo «a foto das Azores»


lugo / lugo

«O BNG non estivo na foto das Azores que se produciu o luns na Deputación e non imos ser participes da política de chantaxes que algúns pretenden impoñer nela», dijo el hasta ayer vicepresidente de la Diputación, el nacionalista Antonio Veiga, después de renunciar junto a su compañero Xosé Ferreiro a sus responsabilidades de gobierno. En el transcurso de una comparecencia ante los periodistas en la calle, delante del palacio de San Marcos, aseguró: «A provincia estivo paralizada polos intereses dun partido político e dun tránsfuga». Ferreiro, por su parte, expresó «a satisfacción polo traballo feito polo BNG na Deputación durante estes anos» y declaró que su organización «está nas institucións para tentar transformar a sociedade e non para ocupar sillas nin pisar moquetas».

Los dos diputados nacionalistas insistieron en argumentos que ya manejaron en la jornada anterior, al explicar su voto contra la propuesta de presupuesto. Creen que contiene «as prebendas do PP apoiadas polo PSOE e polo tránsfuga Manuel Martínez». Recalcaron que «o BNG está nas institucións para favorecer o interese xeral dende o goberno ou dende a oposición».

El presidente Campos tendió la mano al Bloque para nuevos acuerdos en el futuro.

Ferreiro y Veiga, dos modos de saludar a Martínez, al que vetaron en el gobierno

Ayer, cuando ya no formaban parte del gobierno provincial, los nacionalistas Antonio Veiga y Xosé Ferreiro se cruzaron con Manuel Martínez, como era casi inevitable teniendo en cuenta que había sesión plenaria. El Bloque fue el ariete de la oposición a que Martínez fuese el candidato socialista a la presidencia, porque entonces estaba imputado, y después, por falta de confianza, según dijeron, se negaron a que formase parte de la junta de gobierno. Martínez se encontró con Ferreiro en la puerta, antes de entrar en la Diputación. Fue él quien se dirigió al nacionalista y le tendió la mano; el gesto fue correspondido, pero como sin interés y por pura cortesía. Por el contrario, ya en el salón de plenos, fue Veiga quien dio el primer paso para dar la mano a Martínez. Los tres tuvieron que esperar por los demás diputados para iniciar la sesión. foto óscar celA

Candia: «É o que demandaban os cidadáns»

La portavoz del PP en la Diputación, Elena Candia, alcaldesa de Mondoñedo, señaló que el acuerdo para sacar adelante el presupuesto «é o que demandaban os cidadáns». También dijo que no se podía mantener la situación en la que estaba la Diputación, porque la falta de presupuesto creaba notables dificultades a los ayuntamientos. Tan es así, que es «unha das decisións nas que considero que fun máis útil á sociedade».

Lobeira: «o obxectivo é a desaparición das deputacións»

El responsable nacional de Organización del BNG, Bieito Lobeira, recordó ayer en Lugo que el objetivo de su organización «é a desaparición das deputacións», y en ese camino quieren «un baleirado progresivo das mesmas». Expresó el «respaldo político do BNG á decisión do seu grupo provincial» y puso a Veiga y Ferreiro «como exemplo de coherencia e dignidade». Los nacionalistas aseguran: «Defenderemos o mesmo na oposición que defendemos no goberno».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El BNG deja el gobierno entre acusaciones al PP de paralizar la provincia lucense