El centro de Alzheimer de Afalu pasó de tener lista de espera a disponer de plazas libres

La presidenta de la asociación de Alzheimer cree que algo «no está funcionando»


lugo / la voz

La asociación Afalú, que preside Carmen Pena, y que dispone de plazas vacantes en su centro de día, especializado en la atención a pacientes con Alzheimer y otras demencias. se alió con el Colegio de Farmacéuticos. La organización que preside Alejandro Sánchez Pérez-Mel le prestará apoyo para difundir la labor especializada que están desarrollando. Para ello repartirán folletos en los que explican pautas básicas para saber si una persona padece esta enfermedad y explica los servicios que prestan.

Carmen Pena mostró su extrañeza por el hecho de que el centro de día, especializado en tratar a pacientes con demencias, para el que había antes listas de espera, tenga ahora plazas vacantes. «Hay algo que no está funcionando -dijo- o la gente no sabe que existe el recurso, o nosotros no hemos sabido difundirlo». Apuntó que la atención que prestan es especializada para este tipo de usuarios y sus necesidades e individualizada.

La presidenta de Afalu reconoció que el hecho de que ahora tengan plazas vacantes puede obedecer a la diferencia de precio entre un centro especializado como el suyo, con 23 trabajadores. Según dijo, es el ratio de personal que les exige la Xunta para la prestación de los servicios, lo que encarece la atención.

Afalu, según su presidenta, cuenta con un psicólogo durante ocho horas, entre otras prestaciones, de las que carecen otros centros. Pena recalcó que sus usuarios reciben terapias individuales.

Todos los usuarios del centro de la calle Juana la Loca, que depende de la Xunta, los envían desde la unidad de valoración de dependencias de la administración autonómica. Aquí, según Pena, es dónde informan de los dispositivos existentes para los pacientes con Alzheimer, tanto privados como públicos, e incluso de la posibilidad de que accedan a las ayudas para cuidadores. Las familias son las que eligen.

La presidenta de Afalu, que se mostró reacia a facilitar información sobre la diferencia de precio entre el centro de día de Afalu y los otros que operan en la ciudad, que pertenecen al consorcio, admitió finalmente que supera los cien euros. Una plaza en el centro de día de esta asociación ronda los 800 euros. Los usuarios no tienen que pagar la totalidad, sino que la administración se hace cargo de una parte, en función de la renta del usuario.

Carmen Pena defendió que el centro de atención terapéutica de Afalu es el más grande de la provincia en su especialidad. Funcionan otros dos en Monforte y Celeiro, pero con muy pocas plazas. Cuentan con educadora social, psicóloga, terapeuta ocupacional, trabajadora social, fisioterapéutas, especialistas en audición y lenguaje, enfermera, psicomotricista, musicoterapia, nutricionista y auxiliares de enfermería.

Otras fuentes señalaron que en estos momentos la oferta privada de centros de día de Lugo es más barata que las plazas públicas como consecuencia del copago.

Afalu también dispone de un centro de estimulación cognitiva, que funciona en la casa Clara Campoamor, en Infanta Elena, con 20 plazas. Allí acuden las personas a las que les diagnostican las primeras pérdidas de memoria. Esta unidad funciona en dos turnos de cuatro horas.

40 plazas

De atención especializada

El centro de la calle Juana la Loca dispone de 23 trabajadores, desde psicólogas a trabajadoras sociales, enfermeras y nutricionistas.

La atención que presta Afalu es, según su presidenta, personalizada

La diferencia de precio entre los centros de día del consorcio supera los cien euros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El centro de Alzheimer de Afalu pasó de tener lista de espera a disponer de plazas libres