Las «leiras» de Lugo ya empiezan a labrarlas tractores solos con GPS

El precio de alguno de los de la ronda da para comprar tres pisos usados


lugo / la voz

La reivindicativa concentración de tractores en la Ronda da Muralla sirve también para exhibir potentes modelos que dejan totalmente descolocados a quienes se habían quedado con la imagen de los clásicos Súper Ebro. Hay máquinas potentísimas y con todo tipo de comodidades en la cabina, incluso wifi. Algunas pueden incorporar sistemas de navegación que les permiten arar solas las «leiras». Hay aparatos que pueden subir de los ciento cincuenta mil euros, dependiendo de los extras. Con esa cantidad, por ejemplo, se podrían comprar en algunas zonas del centro de Lugo tres pisos de segunda mano.

Diego Díaz tiene 22 años. Es de A Graña, en el municipio de Abadín. Trajo a la concentración de Lugo el tractor de la explotación familiar en la que trabaja en los ratos libres porque es mecánico. Le gusta la maquinaria agrícola. Su tractor es un Jhon Deere 6400 de 105 caballos. No es de los que aran solos, pero tiene aire acondicionado en la cabina y otra equipación. Desde luego no acaba con la espalda destrozada después de labrar varias horas porque el asiento tiene suspensión. Nada que ver con los de los viejos aparatos que destrozaban el espinazo.

A la máquina de Diego ya le adelantan muchas otras, pero lo sabe. «Os novos xa aran solos. Bueno hai que ir neles porque é preciso facer unha primeira pasada sobre o terreo para delimitalo. Logo son eles os que se encargan de facer todo o traballo, levantar e baixar o aparello de labranza que leven incorporado e outras tarefas», explicó el joven. Todo es posible gracias a un programa basado en un GPS que llevan incorporado. El margen de error es en algunos modelos de únicamente 25 centímetros al final del día.

En algunos países de Europa funcionan con gran éxito. Incluso ya hay prototipos que realizan completamente solos algunas tareas. ¿Y en Lugo hay de estos bichos? Diego asegura que sí. En la zona de Ponte de Outeiro hay algunos, aunque de momento no es un sistema de máxima implantación. Diego asegura que las modernas máquinas están preparadas para poder llevar un GPS o aplicaciones que les permite automatizar muchas fases del trabajo. Solo es cuestión de adquirirlas.

En el resto de la provincia hay algunas explotaciones y empresas de transformación que utilizan el GPS para algunos trabajos, pero los expertos aseguran que lo mejor es disponer de grandes extensiones.

Parece como si con los tractores hubiera tanta competencia y pique como con los coches. Da la sensación de que si el vecino se compra uno de cien caballos el de la explotación de enfrente irá a por uno de 200. «Pode ser, non digo que non. Pero o que máis e o que menos ten coidado porque non estamos a falar dun investimento pequeno», dijo Francisco, un agricultor de A Pastoriza.

Alquiler

Diego Díaz asegura que algunos que se metieron a comprar potentes y costosas máquinas se encontraron con que les cuesta pagarlas, sobre todo tal y como está el panorama de la leche. Es por eso que incluso optan por hacer trabajos para otros vecinos que no disponen de los aperos precisos.

El mantenimiento del tractor no es barato. Al igual que un coche hay que someterlo a la ITV cuando pasa de 8 años de antigüedad. De 8 a 16 pasa a ser cada dos y a partir de 16, cada uno.

Un seguro con las principales coberturas sale por algo más de 80 euros año. A esta cantidad hay que añadirle sobre 10 euros, aproximadamente, por el remolque.

El tractor de Diego Díaz, alcanza una velocidad de 25 por hora en llano, pero los hay que llegan a los 60 o los 70, pero no pueden pasar de 40. De A Graña a Lugo le llevó más de una hora. Llenarle el depósito le cuesta más de 140 euros con gasoil bonificado.

Crónica la tecnología en el agro

El campo agoniza

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Las «leiras» de Lugo ya empiezan a labrarlas tractores solos con GPS