El socialista Martínez le da la Diputación de Lugo al PP tras el veto del BNG

El alcalde de Becerreá se votó a sí mismo después de que el Bloque impusiera a Besteiro el cambio de candidato. Elena Candia, regidora de Mondoñedo, es la nueva presidenta


Lugo

Vuelco en la Diputación de Lugo. El PP reconquista tras ocho años la institución gracias a una maniobra de un diputado socialista, el alcalde de Becerreá Manuel Martínez, que rompió la disciplina de grupo hasta dos veces y propició que Elena Candia, regidora de Mondoñedo por el Partido Popular, fuera elegida presidenta. 

Antes del pleno, el PsdeG había pactado con el BNG otorgar la presidencia al alcalde de A Pontenova, Darío Campos. Esa decisión suponía sacrificar al candidato elegido por el partido, Manuel Martínez, que había sido vetado por los nacionalistas por una imputación por malversación relacionada con unas obras de la Diputación. El alcalde de Becerreá, que había dicho en su día que no iba a aceptar ser sacrificado como le ocurrió al anterior regidor de Lugo, José López Orozco, no aceptó su postergación. Y se vengó. Votando para que la enmarañada y disputada sucesión de José Ramón Gómez Besteiro al final recayera en la candidata del PP. 

La votación en la que Martínez rompió los pronósticos y provocó un terremoto político de alcance autonómico terminó en un empate a doce votos. Como estaba previsto, Candia recibió los apoyos de los doce diputados del PP. La sorpresa surgió al recontar los de Campos. También eran doce. El alcalde de Becerreá se había votado a sí mismo. El empate desató el caos y provocó el juramento y la investidura de la regidora de Mondoñedo.

Pero hubo que volver a votar. El reglamento de la cámara exigía mayoría en la primera votación. Y Candia no la tenía. Tras varios minutos de incertidumbre por si Martínez cambiaba el sentido de su voto y apoyaba a su compañero de partido, el segundo recuento disipó las dudas. El autovoto se transformó en una papeleta en blanco. De nuevo había empate. Y en este caso, al tratarse de una segunda votación, la presidencia recaía en el partido con más diputados. Ese era el PP, que reconquista el Palacio de San Marcos después de dos mandatos. 

Elena Candia, que ganó la alcaldía de Mondoñedo en las últimas elecciones, es edila en Mondoñedo desde el 2003 y fue la portavoz provincial del PP en el anterior mandato. Se convierte en la primera mujer presidenta de la Diputación de Lugo. En su discurso, destacó que al final «gañou a maioría, gañou a democracia».

La maniobra de Martínez

Antes de que comenzar el pleno, se veía muy afectado a Manuel Martínez, cuya ilusión siempre fue ser presidente de la Diputación. Al llegar saludó a González Santín, que fue su rival por aspirar la lista del PSOE. El pleno comenzó con la constitución de la mesa, integrada por los diputados de mayor edad, Jesús Carreira (Guntín) y el de menor, Pablo Rivera (Láncara). A continuación juraron o prometieron el cargo los restantes 23 diputados.En la primera fila del plenario ya se sentaron juntos tanto Darío Campos como el diputado nacionalista Antonio Veiga, vicepresidente en el anterior mandanto.

Antes de prometer el cargo, Martínez intervino y preguntó al secretario si existía impedimento legal, judicial o administrativo para ser diputado, presidente o vicepresidente. El secretario le contestó que no. Entonces, Martínez preguntó si podía prometer o jurar el cargo, a lo que le respondió que sí. En ese momento hubo aplausos en el plenario desde la bancada socialista. Pero cuando acabó todo el proceso de investidura los aplausos fueron de los populares. Martínez abandonó el plenario rápidamente tras la segunda votación. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
71 votos
Comentarios

El socialista Martínez le da la Diputación de Lugo al PP tras el veto del BNG