Orozco se marcha y facilita que gobierne el PSOE en Lugo

El hasta ahora regidor lucense asegura que es «unha decisión estrictamente persoal». Su marcha abre la puerta a que la número dos socialista, Lara Méndez, sea investida alcaldesa con el apoyo de Lugonovo y BNG


Lugo

Finalmente la presión pudo con él. José Clemente López Orozco, alcalde de Lugo desde 1999, ha confirmado en rueda de prensa su decisión de renunciar a ser el candidato del PSOE a la alcaldía y de dejar su acta de concejal. «É unha decisión estrictamente personal», explicó. Orozco tira la toalla, se aparta y facilita con su salida un pacto de izquierdas entre PSOE (8 ediles), Lugonovo (3) y BNG (2) que impida que el PP (9) se haga con el gobierno de la ciudad. Todo apunta a que lo sucederá en el cargo la número dos socialista, Lara Méndez. 

Emocionado durante la rueda de prensa, explicó que había tomado la decisión entre la tarde y la noche de ayer, después de hablar con muchos amigos y preocupado «pola actitude creada por aquí que leva a sacrificar a presunción de inocencia». En este sentido, recordó que no es justo que lleve imputado tantos años sin que se haya resuelto su situación.

Orozco insistió en que  se retira de la vida política activa  y que no cambia «un cargo por outro». Aunque insistió en que seguirá haciendo política como ciudadanos. Antes de despedirse aprovechó para pedir un cambio en la ley electoral con la imposición de la segunda vuelta.

Hacia la una y media llegó José Ramón Gómez Besteiro al ayuntamiento para reunirse con Orozco. Solo diez minutos antes, el PSdeG hacía pública una nota en la que mostraba su apoyo al todavía alcalde en funciones de Lugo. «Orozco tería o respaldo dos socialistas fose cal fose a súa decisión final, porque a súa traxectoria política e persoal merece o absoluto respecto sen condicionantes ao que el decida», aseguran desde el PSdeG

La cabeza de Orozco fue la condición que impusieron Lugonovo y el BNG para apoyar la investidura del candidato socialista el próximo sábado. Ayer mismo, el alcalde en funciones y el secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, mantuvieron una larga reunión, de cuatro horas, para tratar el futuro del regidor. Aunque Orozco fue muy contundente a la salida de ese encuentro -«¡Hombre, claro que sigo siendo el candidato!»-, el silencio de Besteiro permitía pensar que la situación no era tan clara como el regidor quería hacer pensar. 

Dudas en la Diputación

La salida de Orozco deja en el aire también la presidencia de la Diputación de Lugo. La primera candidata a este puesto era Lara Méndez, que ahora con toda probabilidad será alcaldesa. Esta situación hace que el PSOE deba buscar un nuevo nombre. Otro que se perfilaba era Juan Carlos González Santín, pero pierde peso porque una parte del partido no lo quiere en ese puesto.

Esta situación lleva al PSOE a buscar un otro candidato al ente provincial.   

El PSOE acepta el «chantaje» en el Ayuntamiento de Lugo  y apenas pone condiciones a la Marea en el de A Coruña

El PSOE (8 ediles) precisa del apoyo de Lugonovo (3) y BNG (2) para sumar los 13 votos que son la mayoría absoluta en el Concello de Lugo; por tanto, los necesarios para conseguir la alcaldía. Lugonovo basó su campaña en el no rotundo a José López Orozco por su imputación en el caso Pokémon. El BNG salió del gobierno local en 2012 cuando Orozco fue imputado y se negó a sentarse a negociar hasta que se produjese su renuncia. A esta intransigencia fue a la que el PSdeG-PSOE tildó reiteradamente de «chantaje», apelando además a los resultados electorales: PSOE, 13.959 votos; Lugonovo, 5.379; BNG, 4.098. Ayer lograron la renuncia de Orozco.

Esta situación contrasta con las escasas condiciones impuestas por el PSOE coruñés, que logró en las últimas elecciones seis ediles, a la Marea Atlántica. La portavoz socialista en A Coruña, Mar Barcón, que ha decidido apoyar la investidura de Xulio Ferreiro, defendió ayer que el nuevo gobierno de la Marea devuelva al pleno municipal competencias que durante los mandatos anteriores estuvieron en manos de la junta de gobierno. Barcón no especificó a qué competencias se refiere, pero fuentes del partido señalaron que intentarán que sean «todas», incluyendo la petición de créditos bancarios por encima del 10 % del presupuesto o la declaración de lesividad de actos del Ayuntamiento. En todo caso, las competencias en materia de contratación seguirán en manos de la junta de gobierno local. Aunque la Marea respalda la devolución de competencias para reforzar la «transparencia» de la acción municipal, fuentes de esa formación señalaron que ese es uno de los asuntos que se está discutiendo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
47 votos
Comentarios

Orozco se marcha y facilita que gobierne el PSOE en Lugo