Rabanitos del huerto del HULA para el Banco de Alimentos

La oenegé Apetéceme entregó al colectivo que ayuda a unos 9.000 lucenses una de las primeras cosechas del terreno

Manuel y Marian, del huerto Apetéceme, entregaron las hortalizas a Adela y Amadora, del Banco de Alimentos.
Manuel y Marian, del huerto Apetéceme, entregaron las hortalizas a Adela y Amadora, del Banco de Alimentos.

lugo / la voz

Dos carretillas cargadas de rabanitos, acelgas, fresas, berzas rizadas, coliflores o repollos componen una de las primeras cosechas del huerto solidario del Hospital Universitario Lucus Augusti, que acaba de ser entregada al Banco de Alimentos de Lugo. Una huerta exterior de unos 800 metros cuadrados y un invernadero de unos 170 forman parte del proyecto que impulsa la oenegé Apetéceme, que fue constituida por el departamento de Humanización del HULA y la cafetería del complejo hospitalario. «Nos perdimos algunas hortalizas de invierno porque empezamos a cultivar en enero y estamos haciendo las primeras recolecciones», apuntó ayer el gerente del negocio hostelero, Nicolás Vázquez. Destaca que toda la producción se donará a entidades sin ánimo de lucro, como comedores sociales. «Es un proyecto que está vivo, y nuestra intención es tener producción durante todo el año. El cien por cien se va a entregar», manifestó.

Zanahorias o patatas

En esa línea prevén ampliar la variedad de cultivos a lechugas, patatas, zanahorias, remolachas... El acto de entrega tuvo lugar en las instalaciones del HULA, y en él participaron la responsable del Banco de Alimentos, Amadora Núñez, junto con una voluntaria, Adela. Por parte del huerto solidario intervinieron Manuel, el trabajador que se ocupa de atender los terrenos y las plantaciones, y Marian, una estudiante en prácticas del IES Sanxillao.

Decenas de empresas y particulares colaboran de manera habitual con el Banco de Alimentos de Lugo, que en la actualidad asiste a unas 9.000 personas de la provincia. De ellas, más de 6.000 residen en la capital, mientras que unas 2.200 lo hacen en municipios de la comarca mariñana y alrededor a 800 en la zona sur, en el entorno de Monforte. Las entregas continuas de leche, carne, hortalizas, frutas, conservas de pescado, aceite, pasta o arroz permiten ayudar a miles de familias lucenses que sufren las consecuencias de la crisis económica y el paro, como subraya Amadora Núñez. Entre los beneficiarios hay perfiles muy variados, con gente joven y anciana, natural de España o procedente de otros países.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Rabanitos del huerto del HULA para el Banco de Alimentos