Los socios lucenses de Cechalva guardan silencio ante la jueza De Lara

Manuel Santiso, Demetrio Arias y Javier Reguera optaron por no declarar en la nueva convocatoria efectuada por la magistrada


Los socios lucenses de Cechalva, la empresa concesionaria de la grúa, optaron por guardar silencio en su comparecencia como imputados ante la jueza Pilar de Lara, la instructora de la Pokémon. Únicamente quiso hablar el asturiano Jorge Pío Cechini, uno de los socios fundadores de la empresa que logró la concesión de la grúa, supuestamente con el pago de sobornos. La intervención de este imputado fue breve. Se desvinculó de las acusaciones efectuadas por su exsocio José Luis Álvarez que denunció que existía una contabilidad B de la cual salían todos los meses 2.000 euros para el pago de mordidas. La jueza investiga si el presunto destinatario de las mismas sería el alcalde lucense, López Orozco.

También esta tarde fueron llamados a declarar el empresario Manuel Santiso y su cuñado Demetrio Arias. Prefirieron acogerse al derecho que les asiste a no hablar.

Especial interés tenía la comparecencia de Javier Reguera, vinculado también por imputados y también por Vigilancia Aduanera a la empresa de la grúa. Ayer, el asturiano José Luis Álvarez dijo a la salida que esta persona actuaba como socio encubierto y como presunto distribuidor del dinero destinado a las supuestas mordidas. Reguera tampoco quiso declarar.

A la salida de los juzgados, Demetrio Arias se dirigió a los periodistas que le aguardaban y les dijo: «No me molesten». Las comparecencias fueron resueltas con bastante rapidez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Los socios lucenses de Cechalva guardan silencio ante la jueza De Lara