«Mientras pueda compaginarlo y el cuerpo no me diga lo contrario, seguiré compitiendo»

El luchador vilalbés José Cuba se ha hecho con el título de lucha una docena de veces

El luchador José Cuba ha vuelto del campeonato de España con una nueva medalla de oro.
El luchador José Cuba ha vuelto del campeonato de España con una nueva medalla de oro.

Lugo / La Voz

José Cuba (Vilalba, 1981) acaba de hacerse con el Campeonato de España de lucha en categoría de 125 kilos. Lo ha conseguido ya una docena de veces y eso que desde el 2012 -cuando perdió las ayudas- se dedica a la competición de una forma casi amateur, compaginando el deporte con la academia de Policía. De momento, no piensa en retirarse y se marca metas olímpicas.

-¿Hace la misma ilusión la duodécima que la primera?

-Sí, la misma o más. El objetivo siempre es ir a ganar, aunque la seguridad en una competición nunca la puedes tener porque puede pasar cualquier cosa. Y aunque unas competiciones se te den mejor que otras, nunca hay nada seguro.

-¿Cómo fue este año el campeonato?

-Pues bien, al principio un poco raro porque este año estoy entrenando un poco menos la parte técnica porque tengo menos tiempo al ir a la academia, pero digamos que la parte física bien y en ese sentido iba bastante tranquilo.

-¿Ahora imagino que con la vista puesta en abril?

-Sí, ahora en abril tenemos la copa de España en la que también pueden participar extranjeros y después la semana siguiente ya será la copa del Mediterráneo, que ya es entre varios países y con un carácter más internacional.

-Nos ha acostumbrado a que cada marzo tengamos una victoria, ¿habrá muchas más?

-Desde el 2012 me retiraron todas las ayudas, por no asistir a la olimpiada y no cumplir los objetivos. Imagino que algo tendría que ver la crisis en ello, pero esto pasó a convertirse casi más en una afición. Lo primero es lo laboral y la familia. Mientras pueda compaginarlo, la familia me lo permita y el cuerpo no me diga lo contrario, pues seguiré compitiendo.

-¿Hay mucha diferencia de competir con y sin ayudas?

-Sí, lo que pasa es que yo ya estaba acostumbrado hasta el 2008. Con lo que solo fueron cuatro años los que pude vivir del deporte. Antes y después tenía que buscarme yo la vida y el tiempo para entrenar. Es un poco volver atrás, lo único diferente es que eres más mayor y tienes otras responsabilidades y es más difícil compaginar.

-¿Qué metas tiene ahora mismo?

-El objetivo de la olimpiada. Este año está difícil también porque para un reto olímpico no pude entrenar todo lo que debería entrenar, pero también creo que se compensa un poco con los años que llevo en este deporte. Cuento con la experiencia y con el hacer de años. Eso sí, el objetivo es el mismo.

-La experiencia es un grado.

-Sí, se nota y ayuda. Te vas haciendo más eficiente, aprendes a utilizar mejor tus recursos y a controlar cierto tipo de situaciones.

-Hace poco varios vilalbeses de la categoría cadete consiguieron medalla, ¿cómo ve a los que vienen por detrás?

-Hace muchos años que se está haciendo muy buen trabajo en Vilalba por parte de mi entrenador, Iván Castro. Ahora empiezan a verse los resultados. Cada año van siendo mejores, también aparecen más niños en edad de competir y van sacando resultados. Esperemos que todo esto sirva para seguir trabajando con más ganas y no para estancarse. La filosofía del club en ese sentido es muy buena y los valores que se inculcan a los niños son buenos. En el resto de la provincia hay otros clubes donde se están haciendo las cosas bien, como en Rábade.

-¿Podemos decir entonces que este es un deporte con futuro?

-Yo creo que sí. Es verdad que la crisis económica supone un hándicap importante para el deporte y para este también, porque cada vez se invierte menos, pero el trabajo que se está haciendo es muy bueno y normalmente cuando se hace un buen trabajo, hay recompensa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Mientras pueda compaginarlo y el cuerpo no me diga lo contrario, seguiré compitiendo»