«Me gustaría un careo con mi excuñado y que me diga a la cara que miento»

«Nosotros no queremos nada, simplemente que se conozca la verdad de lo ocurrido»


lugo / la voz

Las sorpresas llegan a la instrucción del doble crimen de O Ceao 21 años después de ocurrido el luctuoso suceso en las dependencias de Cash Récord. En la última tanda de declaraciones, un testigo relacionó al marido de la cajera abatida a tiros con el único imputado propietario de un bar en el que presuntamente pudo haberse preparado el atraco al híper mayorista. Además, lo situó en ese establecimiento y en una zona en la que únicamente estarían aquellos que tenían mayor relación con el dueño. El esposo de la víctima, que también fue llamado a declarar, negó categóricamente los hechos.

La controvertida declaración también pilló de sorpresa a Isabel López, la hermana de la cajera, que en los últimos años se ha distinguido por su activismo en pro de que la investigación, chapucera en muchas fases, no se cerrase. «Pese a todo, seguimos reclamando conocer la verdad de lo ocurrido», advirtió.

-Parece que todo ha dado un vuelco...

-Sí y lo estamos intentando digerir porque queremos creer que mi excuñado hubiera podido proporcionar información sin querer. Pero, a estas alturas, ya me parece a mí que ese sin querer no va a poder ser. Queremos que se investigue si pudo haber tenido alguna implicación.

-¿Le causó sorpresa?

-Sí porque lo defendíamos a capa y espada. Nos parecía imposible. Es verdad que la gente me preguntaba al respecto, pero yo siempre decía lo mismo: imposible. Ahora, viendo y analizando ciertas reacciones de todos estos años, me doy cuenta de que podía estar equivocada.

-¿Qué valor le concede a un testigo que pasó por prisión y que habla veinte años después del suceso?

-En la cárcel hay que convivir y quienes lo hacen parece que se cuentan secretos o situaciones que están guardadas. Me fío perfectamente. No tengo porqué dudar. Si mi excuñado considera que todo lo que decimos es mentira puede adoptar las medidas que considere oportunas para demostrar que eso no es así.

-Él ya dijo en la declaración que todo era mentira...

-Sí, lo negó todo. Yo puedo tener muchos defectos, pero el de mentirosa no. Tengo como demostrar lo que digo porque dispongo de testigos. Todas eso que niega de que lo íbamos a buscar, fue ante otras personas. Yo sí lo puedo demostrar. Si él tiene manera de demostrar que yo miento, que lo haga.

-¿Es conocedora de que ahora ya no es posible imputar a más personas?

-Sí, y es una pena. Es fastidiado saber la verdad, pero todavía lo es más ver como a personas que pudieron haber tenido que ver con los hechos no se les pueda hacer nada. La justicia es así y no me cansaré de repetir que no actuó como debía en su momento.

-¿Cómo es posible que tardaran tanto tiempo en conocerse algunos detalles?

-Es increíble. Siempre dije que a quien primero se suele investigar es a la familia y en este caso no fue así. Desconozco el motivo.

-Imagino que sabe que no falta quien diga que están molestos con su excuñado porque cobró indemnizaciones...

-Soy consciente de que hay gente que lo crea a él y que piense que todo esto es por querer fastidiarlo, pero no. Cualquier dinero que él pudiera haber recibido, no me corresponde a mí. Ese dinero es de los hijos de mi hermana. Que se lo devuelva a ellos. Pero advierto clarísimamente que lo que queremos es saber la verdad. Yo no quiero nada.

-¿Y ahora que cree que va a pasar? ¿Qué van a hacer?

-No lo sé. Desconozco si mi excuñado quiere hablar conmigo. Yo no tengo muchas ganas de hacerlo, pero me gustaría tener un careo con él y que me diga a la cara que es mentira lo que digo porque así me podré defender. Ese careo tendría que ser ante un juez para que sepa que yo con la verdad voy hasta donde tenga que ir. Con juez delante, voy a seguir diciendo lo que ya dije. En cuanto a los pasos judiciales a seguir, los desconozco porque son competencia de nuestro abogado Pardo de Vera.

-Pero ese careo puede ser terrible...

-Sí, pero más lo fue la muerte de dos personas. A ellas ya nadie les puede devolver la vida. Ahora tienen que pagar quienes se la quitaron sin merecerlo.

Entrevista isabel lópez, hermana de la cajera asesinada en O CEao hace 21 años

«Si tiene manera de demostrar que yo no cuento la verdad que lo haga»

«Yo no reclamo nada. Que devuelva la indemnización a sus hijos»

El hombre que estaba casado con Helena López, la cajera de Cash Récord, en el momento de su asesinato, declinó ayer hacer ningún tipo de opinión. Después de advertir que «a miña versión xa sairá», acabó colgando el teléfono.

En su declaración ante el juez negó categóricamente que tuviera relación alguna con el propietario del bar Los Ángeles o que estuviera en el establecimiento como así dijo uno de los testigos llamados a declarar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«Me gustaría un careo con mi excuñado y que me diga a la cara que miento»