Seis de las diez cámaras de la A-8 en Lugo están en el tramo negro

Xosé María Palacios Muruais
xosé maría palacios VILALBA / LA VOZ

LUGO

. En esa misma zona, que en los últimos meses sufrió numerosos cortes de tráfico debido a la niebla, desde hace semanas funciona un radar de tramo, que vigila la velocidad de la circulación que avanza en sentido Asturias durante algo más de nueve kilómetros.
. En esa misma zona, que en los últimos meses sufrió numerosos cortes de tráfico debido a la niebla, desde hace semanas funciona un radar de tramo, que vigila la velocidad de la circulación que avanza en sentido Asturias durante algo más de nueve kilómetros.

La abundancia entre Arroxo y A Xesta contrasta con la ausencia en la costa

14 ene 2015 . Actualizado a las 14:46 h.

Que el tramo de la autovía del Cantábrico comprendido entre Arroxo (Lourenzá) y A Xesta (Abadín) es el más complicado es algo que parece admitir pocas dudas. La altitud -que en el Fiouco (A Pastoriza) alcanza los 698 metros, la mayor de toda la A-8-, la niebla que aparece no pocas veces y la inquietud que se disparó tras el accidente del 26 de julio, con una mujer fallecida y decenas de coches implicados, son aspectos que ayudan a explicar esa situación. Algunas de las medidas adoptadas por Fomento en ese tramo también parecen indicar que se trata de una zona más complicada que otras: por ejemplo, seis de las diez cámaras que tiene la A-8 a su paso por la provincia de Lugo, en donde recorre más de 80 kilómetros, están en ese tramo.

localización

Seis en doce kilómetros. En un tramo poco menos de 12 kilómetros -exactamente, 11,8 kilómetros- están las cámaras. Cuatro están colocadas en sentido creciente -es decir, para el tráfico que avanza de la costa al interior-, y dos, en sentido decreciente -es decir, del interior a la costa-. La primera de las crecientes está en el punto kilométrico 540,4; la segunda, en el 546,9; la tercera, en el 546,9, y la cuarta, en el 552,2. La primera cámara instalada en sentido decreciente se sitúa en el punto kilométrico 544,4, y la segunda, en el 548,6. En esos 11,8 kilómetros la A-8 discurre por los municipios de Mondoñedo, A Pastoriza y Abadín.

el resto

Cuatro entre A Xesta y Baamonde. Esa intensidad de cámaras contrasta con lo que se da en los otros 40 kilómetros que recorre la transcantábrica en la comarca chairega hasta confluir en Baamonde con la autovía del Noroeste (A-6), en donde solo hay cuatro. Tres de ellas están en sentido creciente, entre Vilalba y Baamonde: la primera, en el punto kilométrico 575,8; la segunda, en el 578,5, y la tercera, en el 583,5. La última está ya en Baamonde, en el punto kilométrico 592,3.