Nace un complejo deportivo cerca de O Ceao en el que invirtieron tres millones

Las nuevas instalaciones tratarán de competir con el Fluvial y otros centros


lugo / la voz

Conseguir un millar de abonados en los primeros meses, con un tope de 3.000 (9.000 usuarios estimados) para evitar la masificación de las instalaciones, es el objetivo que se ha marcado el Complejo Deportivo D 10, que abrirá sus puertas en Mosteiro, Outeiro de Rei, el próximo mes de febrero. Este nuevo centro, con una inversión de tres millones de euros, ejecutada por cinco socios, tratará de competir en precios y servicios con el Club Fluvial y con otras instalaciones que acaban de abrir sus puertas al público en la ciudad.

Los promotores de esta iniciativa, a cuyo frente está Leovigildo Real Guerreiro, consejero delegado y gerente de D 10, quieren inaugurar las instalaciones con un torneo, organizado por la Federación Gallega de Tenis.

Las obras las está realizando la empresa especializada en material y dotaciones deportivas Jim Sport, con sede en Palas de Rei. Según Real Guerreiro, el complejo deportivo de Mosteiro es el primero que ejecutará por completo esta compañía. Está enclavado en una finca de dos hectáreas de terreno y contará con 130 plazas de aparcamiento interior.

Segunda Guerra Mundial

Jim Sport también se encargará de las máquinas de los 700 metros cuadrados del gimnasio, que supondrán una inversión de 250.000 euros. Una de las salas estará dedicada al TRX, un sistema de entrenamiento que utilizaban los soldados en la Segunda Guerra Mundial, que se practica con barras y cinchas de carrocero, que está de moda entre los usuarios de instalaciones deportivas.

El proyecto, según Leovigildo Real, se gestó hace dos años, cuando empezaron a buscar un emplazamiento para desarrollarlo. Está inspirado en la Ciudad de la Raqueta, de Madrid, que fue la referencia a la hora del diseño de las instalaciones. No encontraron terrenos en Lugo, donde los buscaron inicialmente y, finalmente los hallaron en Outeiro de Rei, en un núcleo situado a cinco kilómetros del polígono de O Ceao.

El objetivo es ahora captar abonados entre empresarios y empleados del parque empresarial lucense y en los ayuntamientos más próximos: Rábade o Castro de Rei, además del de Outeiro, en el que está enclavado un complejo deportivo. Para dar facilidades abrirán a las siete de la mañana y cerrarán a las once y media de la noche, los 365 días del año.

Los socios de D 10, conscientes de la elevada competencia que existe en el sector vinculado a la actividad deportiva, han diseñado un sistema de cuotas con el que tratan de dar respuesta a prácticamente todas las situaciones: individual, de 18,95 euros al mes; monoparental o familiar. Esta es la más cara y supone 69,90 euros por todos los integrantes de la unidad.

El abono de las cuotas da derecho al uso de las instalaciones y la asistencia a los cursos y un total de 20 actividades, sin desembolsos a mayores, incluidos los de tenis.

La sociedad está negociando convenios con empresas y entidades para que directivos y empleados puedan usar las instalaciones con un descuento del 20% en las cuotas mensuales. Ya han firmado varios acuerdos, según Real Guerreiro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

Nace un complejo deportivo cerca de O Ceao en el que invirtieron tres millones