La nacionalista Abraira cambiará la política por la repostería tradicional

Al final del mandato se incorporará a un negocio familiar en Meira


lugo / la voz

La nacionalista Paz Abraira Sobrado (Meira, 1971) empezó a trabajar en el BNG a los 20 años y desde entonces no ha dejado de hacerlo. Cuando acabe el actual mandato municipal, se tomará un descanso en la primera línea de la batalla política y se lanzará a un campo nuevo, como es el sector hostelero, en el ramo de la cafetería y la repostería tradicional. Así lo confirmó ayer, en respuesta a una pregunta de La Voz sus planes de futuro, después de que haya sido designado cabeza de lista del Bloque para las próximas elecciones el joven Rubén Arroxo.

Paz Abraira explica que cuando al final del mandato deje de tener representación política, se dedicará a un negocio que ha montado en su Meira natal con otros miembros de su familia, entre ellos, su hermana. No se plantea por ahora ejercer la profesión vinculada a su titulación universitaria. El negocio empezó a rodar ya en el pasado mes de junio.

Abraira dice que ella es de las que creen que es altamente saludable que las personas no se dediquen toda la vida activa a la política. Es preciso, apunta, «ventilar a cabeza». Señala que, antes del inicio del proceso para la elección del cabeza de lista, ya había comunicado su intención, muy meditada, de dejar la política activa. Sobre esto último, puntualiza, para que se entienda bien, que habla de la representación política (cargos, en una palabra), porque como ciudadana seguirá practicando la política a través del Bloque. En su nueva vida laboral, se dedicará al negocio familiar Casa do Muiñeiro.

Larga experiencia

Abraira es titulada en ingeniería técnica forestal por la USC. Fue una de las fundadora de Galiza Nova. Durante sus estudios universitarios se integró en los CAF. Fue responsable comarcal de Galiza Nova y responsable local del Bloque Nacionalista Galego. Concejala desde el año 2007, en el actual mandato ejerce la portavocía de su grupo. Fue cabeza de lista del BNG al Congreso. Vehemente en sus intervenciones, nadie puede negarle capacidad de trabajo y rigor en sus exposiciones. Hasta que el alcalde, José López Orozco (PSOE), fue imputado en el caso Pokémon, formó parte del gobierno lucense y desempeñó la concejala delega de Infraestructuras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La nacionalista Abraira cambiará la política por la repostería tradicional