La poesía, en pie de guerra contra las goteras en Guitiriz

Xosé María Palacios Muruais
xosé maría palacios VILALBA / LA VOZ

LUGO

Suso Pena

Xermolos empieza a gestionar ayudas para reparar la casa natal de Díaz Castro

26 nov 2014 . Actualizado a las 05:01 h.

«Aran os bois e chove», dice uno de los conocidos versos de Penélope, uno de los más famosos poemas de Xosé María Díaz Castro (1914-1990). En este 2014 se ha cumplido el centenario del nacimiento de poeta, al que además se le ha dedicado el Día das Letras Galegas; y en Os Vilares, parroquia de Guitiriz donde nació, aran hoy menos bueyes que cuando el autor de Nimbos ensayaba sus primeros versos siendo alumno del Seminario de Mondoñedo. En cambio, aún sigue lloviendo.

El problema de las lluvias en Os Vilares es que pueden dañar del todo una casa que este año ha aparecido alguna vez en el primer plano de la actualidad. El edificio donde nació Díaz Castro lleva décadas deshabitado, y las goteras se han adueñado del tejado hasta comprometer la conservación si no se actúa a tiempo.

Por disposición testamentaria de Serafín Díaz Castro último de los hermanos de la familia que quedaba y que murió hace años, la casa pertenece a la Asociación Cultural Xermolos, referencia imprescindible, entre otros asuntos, para entender la proliferación de actos dedicados este año a Díaz Castro en toda Galicia, más allá de los que le habrían correspondido por el centenario del nacimiento o como protagonista del Día das Letras Galegas.