Ingresados por legionela tres ancianos de la residencia de mayores de Guntín

El centro ya activó el protocolo y está a la espera de los resultados de las analíticas


Tres personas mayores han sido ingresadas en las últimas horas en el hospital de Lugo por un brote de legionela detectado en la residencia de San Salvador, en Guntín. El primer caso apareció el viernes pasado, con un paciente con fiebre leve, mientras que los otros dos casos fueron confirmados el domingo.

Según informaron desde la dirección de la propia residencia, de gestión privada, los pacientes evolucionan bien, aunque siguen con fiebre y con un pequeño cuadro de pulmonía.

La Consellería de Sanidade ya ha tomó muestras a lo largo de la jornada de ayer de los diferentes conductos del agua caliente de la residencia para encontrar el foco de dónde pudo partir la legionela. Los técnicos analizaron la calefacción, las calderas de agua, tomaron temperaturas del agua, entre otras analíticas.

De momento, en la residencia están a la espera de los resultados y ya se ha activado el protocolo en este tipo de casos, que incluye la supresión temporal de la duchas y ante cualquier posible enfermedad de un residente ponerle en aislamiento preventivo, como ocurre con una persona mayor que ayer estaba aislada por prevención. La dirección espera que a lo largo de las próximas horas les confirmen el origen de la legionela para poder atajarlo con mayor facilidad. También quisieron dejar claro que se hacen controles periódicos del registro de la legionela y los controles de agua preceptivos. En la residencia de Guntín hay 84 personas.

As Gándaras

Por otra parte, de los seis casos detectados en la residencia de As Gándaras, dependiente de la Xunta, uno ya fue dado de alta del HULA y cinco permanecen todavía bajo cuidados médicos. Están «estables, dentro de la gravedad».

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda aseguró ayer que «el brote está controlado», aunque desde la Xunta confirman que las medidas preventivas se prolongarán hasta finales de mes, por encima del protocolo establecido. Y es que a pesar de haber concluido las labores de desinfección en esta residencia de mayores, se están instalando duchas provisionales de agua caliente, cuyas obras están previstas que finalicen a lo largo de la jornada de hoy.

Las medidas preventivas se mantendrán hasta conocer el resultado de una analítica definitiva, el próximo 28 de noviembre. Aunque, en principio, este jueves terminaría el período de incubación previsto para que surjan nuevos casos. Una decisión que se ha tomado «para tranquilidad absoluta de los residentes, del personal y de las familias», precisaba Raquel Arias, delegada territorial de la Xunta.

Este mismo fin de semana, algunos ancianos de la residencia con síntomas similares a la legionela fueron trasladados al HULA y se descartó que estuvieran afectados por la enfermedad. El brote fue detectado en el agua caliente sanitaria, por lo que la semana pasada se llevaron a cabo los trabajos de limpieza y desinfección que establece el protocolo para la erradicación de esta bacteria e incluso se restableció el suministro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ingresados por legionela tres ancianos de la residencia de mayores de Guntín