Llevan al banquillo a tres personas acusadas de echar agua a la leche que vendían a una fábrica de Abadín

La firma láctea cifra las pérdidas en 180.000 euros.


Tres personas de una misma familia se enfrentan a una petición total de 12 años de cárcel, acusadas de un delito de estafa. Supuestamente echaban agua a la leche que luego vendían a una empresa láctea de Abadín. Serán juzgadas mañana en la Audiencia Provincial de Lugo, acusadas de un delito de estafa.

Los imputados son un transportista que recogía la leche por diversas zonas de Terra Chá; un hermano y su suegra. El conductor recogía la producción de las explotaciones de los dos últimos. La supuesta operación fraudulenta duró varios meses hasta que empleados de la empresa se dieron cuenta debido a la pérdida de grasa de unos diez mil litros diarios de leche que recibían a través del indicado transportista. De hecho, la firma láctea cifra las pérdidas en 180.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Llevan al banquillo a tres personas acusadas de echar agua a la leche que vendían a una fábrica de Abadín