El puente blanco es de Fomento y le corresponde revisarlo, dice el Concello

Sostiene que por ley no puede ser municipal y pide al PP que informe al ministerio


lugo / la voz

El PP se confunde en la dirección a la que envía el oportuno aviso de que es preciso ejecutar las necesarias revisiones del puente blanco sobre el Miño, en San Lázaro. La confusión popular estriba, según el concejal de Infraestructuras, Manuel Chaín (PSOE), en que la reclamación debe ser formulada a Fomento y no al Concello, porque la institución municipal ni recibió dicha infraestructura ni legalmente puede recibirla. Aunque haya un protocolo, que lo hay, en el que se dice que el Ayuntamiento, una vez ejecutadas las obras, se hará cargo del puente y de las travesías (que sí asumió).

Es cierto, admite Chaín, hay un protocolo firmado por el alcalde, José López Orozco, con la entonces ministra de Fomento Magdalena Álvarez, que copia otro anterior, suscrito por el alcalde García Díez, al que se añadió la construcción del puente blanco. Pero no vale de nada, dice Chaín, porque legalmente no tiene validez el citado acuerdo en lo que se refiere al puente. ¿Por qué? Según la versión del citado edil socialista, «porque existen leyes», que hay que cumplir y son de rango superior a protocolos y convenios. Según este miembro del gobierno lucense, en el artículo 12 del real decreto 1812, de 1994, de Carreteras, se establece que no se podrá efectuar el cambio de titularidad en itinerarios de interés general. Y el puente, asegura, se encuentra en uno de esos itinerarios, porque une la N-VI, una carretera nacional, con la de Portomarín, que depende de la Xunta.

«Non tería ningún sentido que esa ponte fora do Concello», manifestó Chaín. «Nunca pode ser a ponte de menor importancia ás vías as que sirve de nexo de unión», declaró.

A mayor abundamiento, Chaín dejó claro que en ningún momento hubo cesión formal al Concello de la citada infraestructura. «Nin sequera se fixo un convenio propiamente dito», manifestó el concejal de Infraestructuras. Y no se hizo porque «sería un convenio de imposible cumprimento; é imposible legalmente que se formalice a cesión».

Mantenimiento necesario

El gobierno local cree que resultó muy oportuno el aviso del PP en cuanto a que ya deberían de haberse efectuado tres revisiones ordinarias (una por ejercicio) y que el próximo año tiene que ejecutarse una inspección en profundidad. Pero a quien le corresponde efectuar tales revisiones es al Ministerio de Fomento y no al Concello, según el equipo de López Orozco. Por eso, a la vista de la información hecha pública por el PP, partido que sustenta al Gobierno de España, Chaín le sugiere que la transmita al ministerio. El propio gobierno local se plantea la posibilidad de hacerlo directamente, por si Fomento se hubiese olvidado de la existencia del puente blanco, una infraestructura construida por el ministerio cuando estaba a su frente el lucense José Blanco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El puente blanco es de Fomento y le corresponde revisarlo, dice el Concello