La ruina amenaza la casa natal de Díaz Castro e iniciativas culturales

Xermolos lanzará una campaña para conseguir fondos para arreglarla


guitiriz / la voz

La casa natal del poeta Xosé María Díaz Castro -situada en el barrio de Vilariño, en la parroquia de Os Vilares (Guitiriz)- sufre un deterioro que complica su futuro y amenaza planes de difusión cultural trazados por la asociación Xermolos, propietaria del edificio y de un importante fondo documental del autor de Nimbos que precisamente podría trasladarse a ese lugar si las condiciones fuesen otras.

«Chove dentro; e xa se sabe que se chove, calquera día pode derrubarse». El diagnóstico, tan claro como grave, es de Alfonso Blanco, coordinador del citado colectivo y gran conocedor de la obra del poeta, sobre el que escribió algún trabajo y ha pronunciada este año numerosas charlas en toda Galicia.

El edificio, que consta de planta baja y de un piso, carece ya de parte de la cubierta de pizarra, por lo que urge «lousala», comenta Blanco; pasó a manos de Xermolos en la pasada década, por disposición testamentaria de Serafín Díaz Castro, último de los hermanos del poeta que aún vivía; lleva más de 30 años deshabitada, y Xermolos lanzará próximamente una campaña para reclamar a las instituciones públicas un compromiso que hasta ahora no ha tenido respuesta. Pero el colectivo no prevé quedarse en esa solicitud de ayuda, sino que pretende promover también una suscripción popular con la que se recauden fondos.

Coste sin concretar

Aunque se carece de un presupuesto concreto, se supone que el coste puede ser alto. De todos modos, Blanco subraya: «Tamén se gasta noutras cousas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La ruina amenaza la casa natal de Díaz Castro e iniciativas culturales