Una muerta y numerosos heridos en varias colisiones múltiples por la niebla en la A-8 en Abadín y Lindín

L.R. / L.L. LUGO / LA VOZ

LUGO

Alberto LópezAlberto López

Bomberos, ambulancias, Tráfico y equipos de emergencia atienden a los afectados por los siniestros, y la circulación ha sido desviada por la carretera nacional. Hay al menos 49 heridos y unos 50 vehículos implicados

27 jul 2019 . Actualizado a las 21:22 h.

Una muerta y unos 49 heridos de diversa consideración es el balance provisional de varias colisiones múltiples que han tenido lugar este mediodía en la autovía A-8, a la altura de Abadín y Lindín, en la provincia de Lugo. Al parecer, la intensa niebla que cubre la zona y la escasa visibilidad han provocado los accidentes, en los que se han visto implicados decenas de turismos y al menos tres camiones. El alcalde de Mondoñedo, el doctor Orlando González Cruz, una de las personas que atendió a los afectados en la colisión en cadena, aseguró en declaraciones a la Radio Galega que podrían estar afectados hasta 50 vehículos, varios de ellos atrapados en los bajos de algún camión, y que se pudo asistir a una tragedia de dimensiones mucho mayores. La única persona fallecida era una enfermera de la ambulancia medicalizada del 061 en Foz y natural de A Valenzá, parroquia del ourensano concello de Barbadás.

El servicio 112 ha desplazado al lugar numerosos equipos de emergencias. Según distintas fuentes, en el lugar atendieron a los heridos al menos seis ambulancias de A Mariña y varias desplazadas de puntos como Vilalba, Teixeiro, Guitiriz, Abadín o Foz; el GES de Cervo, y los bomberos de Barreiros y Lugo, entre otros. También volaron a la zona dos helicópteros que sin embargo no pudieron despegar por la niebla para trasladar heridos. Los equipos médicos que desplazaban están siendo utlizados in situ. En el PAC de Mondoñedo se ha montado un dispositivo especial de atención a los heridos.

En total, en el mismo lugar del accidente fueron tratados 49 afectados por las colisiones múltiples. De ellos, 35 fueron derivados al PAC de Mondoñedo, otros 9 al Hospital Universitario de Lugo y otros 6 a Burela, tanto al PAC como al Hospital da Costa.