El escocés que rompió una placa franquista en Negueira pagó la multa, pero recurrió

Cliff Torrents abonó los 434 euros de sanción a la que le condenó el juzgado y la Audiencia, pero llevó el caso al Constitucional

Torrents, con el mazo con el que rompió la placa en Ouviaño.
Torrents, con el mazo con el que rompió la placa en Ouviaño.

Lugo / La Voz

El escocés condenado por haber destruido una placa franquista en Negueira de Muñiz, Cliff Torrents, ha pagado finalmente la multa de 434,28 euros a la que le había condenado primero el juzgado de A Fonsagrada y luego la Audiencia. Sin embargo, eso no significa que esté de acuerdo con la sentencia. Es más, ya ha presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional. Si este no resuelve a su favor, recurrirá a Estrasburgo, y espera recuperar el dinero que pagó esta semana a través de alguna de estas dos vías. Torrents reconoce que abonó el importe por el «consejo legal» de sus abogados, pero lo hizo con «reticencia», y con «un total desprecio y repugnancia por un poder judicial» que muestra una «justicia al revés». En el único punto en el que hasta ahora le dio la razón la Audiencia fue en su recurso de indefensión por desconocer el castellano. El juzgado tuvo que remitirle la sentencia en inglés.

Torrents rompió una placa que había en la fuente pública de Ouviaño en la que constaba: «Reinando Francisco Franco y siendo alcalde D. José M. López, se inauguró esta el día 24-5-53». Dice que lo hizo después de haberlo acordado con el alcalde, el socialista José Manuel Braña, algo que este niega. De hecho, lo denunció. Para el escocés, al ser la placa un objeto ilegal según la Ley de Memoria Histórica no puede tener valor. Es más, considera que le ahorró dinero a la Administración pública.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El escocés que rompió una placa franquista en Negueira pagó la multa, pero recurrió