Confirman la presencia de un oso en núcleos de Lóuzara

Xosé Ramón Penoucos Blanco
x. r. penoucos SARRIA / LA VOZ

LUGO

yolanda marcos

El plantígrado dejó varias huellas cerca de las colmenas que destrozó

11 may 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Los destrozos ocasionados en dos zonas de colmenas del núcleo de Praducelo en la parroquia samonense de Lóuzara fueron originadas por un oso, tal y como se deduce tanto por los restos de pelo del animal como por las huellas que fueron encontradas a pocos metros del lugar en el que se produjeron los hechos.

El primer lugar en el que se encontraron evidencias de la presencia del plantígrado fue una zona con cinco colmenas que una familia utiliza únicamente para uso propio. Una de ellas estaba tirara en una carretera próxima, otra en una pista cercana y las tres restantes habían sufrido serios daños.

La persona que las encontró asegura que en primer lugar pensó que los daños habían sido causados por un jabalí ante lo inusual que supone la presencia de un plantígrado en la zona. Poco después al meditar sobre los destrozos ya se convenció que el autor de los mismos tenía que haber sido un oso. «Las colmenas estaban fuera de sitio y en algunas solo faltaba la tapa, por lo que el escenario no coincidía con la actuación de un jabalí, así que ya pensé que había sido un oso», explicó José Celeiro.