El fiscal pide 13 años para un hombre por abusar de su ahijada

Supuestamente pagaba a la menor 7 euros por darle besos con lengua


lugo / la voz

Un hombre se enfrenta a una petición de 13 años de cárcel al ser acusado por el fiscal de un delito de abuso sexual y otro de pornografía infantil. La víctima es su ahijada menor. El acusado se sentará en el banquillo de la Audiencia Provincial pasado mañana. Los hechos sucedieron en Monforte.

El acusado, además de ser padrino de la menores, vive en el mismo edificio que sus padres. Esta circunstancia, dice el fiscal, le permitía tener un contacto directo con la niña que, incluso, se quedaba en su casa a dormir algunos fines de semana.

Desde noviembre de 2011, cuando la afectada tenía una edad entre 7 y 9 años, el imputado, aprovechando las visitas que esta hacía a su casa (que cerraba con llave, poniendo la misma fuera del alcance de la menor) supuestamente la obligó a dormir con él en una cama donde la abrazó y le hizo tocamientos. Supuestamente la duchaba y, con ánimo libidinoso, le extendía crema corporal por todo el cuerpo. En ocasiones, al parecer, le pedía que le diera besos en la lengua llegando a ofrecerle 7 euros si le daba uno. También le preguntaba si quería que fuera su novio.

Asegura el fiscal que el imputado mantenía con la menor conversaciones de contenido sexual. Como consecuencia de todos estos hechos un juzgado de Monforte acordó la entrada y registro en la casa del acusado.

En el mismo le intervinieron diverso material informático en el que tenía pornografía infantil. En un archivo guardaba fotos en miniatura que le había hecho a la menor desnuda en la cama y con las piernas abiertas.

En otro ordenador tenía instalados programas de intercambio de archivos que le permitía cambios de datos e información con cualquier ordenador.

Asegura el fiscal que el imputado realizó una búsqueda consciente de archivos con terminología pedófila en el programa de compartición de archivos Emule. De hecho, le encontraron varios documentos. Dentro de una carpeta tenía 62 archivos de vídeo y 18 de imagen en los que menores de edad se mostraban en actitud sexual o pornográfica. El imputado, en su teléfono móvil, tenía la foto de la menor desnuda sobre la cama.

El fiscal calificó los hechos como un delito continuado de abuso sexual a un menor de 13 años, previsto en el artículo 183 del Código Penal y otro relativo a la pornografía infantil. Por el primero de ellos pide una pena de seis años de prisión y, por el segundo, siete.

Además plantea que se le prohíba aproximarse a menos de 500 metros y comunicarse por cualquier medio por un tiempo de 15 años. En concepto de responsabilidad civil pagará, si el tribunal así lo estimara, 15.000 euros por los daños morales.

Para el juicio de pasado mañana el fiscal pidió la declaración de cuatro agentes que se encargaron de la instrucción, de las psicólogas que prestan asistencia a la niña después de lo ocurrido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El fiscal pide 13 años para un hombre por abusar de su ahijada