Un guardia condenado por dar un soplo siguió un año en su puesto

El agente, del servicio de información, fue definitivamente expulsado

la voz

Un guardia civil de la Comandancia de Lugo permaneció durante casi un año en el servicio de información aun cuando la Audiencia Provincial de Lugo lo había inhabilitado para el ejercicio de su profesión por un delito de revelación de secretos. El alto tribunal lucense declaró probado que el agente le dio un soplo al camello que le suministraba cocaína.

Después de la sentencia, el agente siguió en su puesto, incluso tras la ratificación de la misma por parte del Tribunal Supremo, según recordaron compañeros suyos. La situación llegó a provocar quejas de guardias, alguno de los cuales se mostró reacio a realizar servicios en los que él estuviera presente. Pese a esta situación, los mandos lo mantuvieron en su puesto y esperaron a que se resolviera una petición de indulto que había sido planteada. Esta solicitud fue desestimada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Un guardia condenado por dar un soplo siguió un año en su puesto