«Sueño con una Iglesia pobre, libre para denunciarlo todo»

El párroco de Labrada (Guitiriz) y de Momán (Xermade) confía en una jerarquía episcopal que luche «contra los recortes» y siga la «apertura» del Papa


Vilalba

Martin Luther King dijo un día que tenía un sueño, y décadas después la situación ha cambiado. Luis Rodríguez Patiño, sacerdote que atiende las parroquias chairegas de Labrada (Guitiriz) y de Momán (Labrada) y otras de los concellos coruñeses de Aranga y de Monfero, también dice tener un sueño. «Sueño con una Iglesia pobre, libre para denunciarlo todo», ha dicho hoy.

Ese sueño incluye además situaciones concretas. En su aplicación de su visión al aquí y al ahora, Patiño, que no se muerde la lengua para criticar a la cúpula episcopal o a dirigentes políticos o económicos, se imagina que al cardenal Rouco Varela, presidente de la Conferencia Episcopal, no le importarán las ayudas económicas que pueda darle el Gobierno sino que su propósito básico será seguir al Papa. Llegado ese punto, los obispos «van a vivir en la pobreza evangélica», y no evitarán críticas a un Gobierno que defiende «a los banqueros corruptos» pese a que dice defender la familia.

La jerarquía eclesiástica incluso se preocupará, en ese sueño de Patiño, de hacer una «Iglesia más democrática», interesada en luchar contra «la pobreza y la exclusión social» y por demandar cambios en un Gobierno «de posiciones retrógadas». Y lo hará porque se sentirá seguidora «de la apertura» impulsada por el Papa.

¿Se cumplirán esos sueños? Patiño dice que a las utopías no se debe renunciar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

«Sueño con una Iglesia pobre, libre para denunciarlo todo»