El violador del estilete, libre tras una condena de 72 años en 1987

Félix Vidal Anido abandonó ayer la prisión asturiana de Villabona


Lugo / la voz

Desde las 18,55 de la tarde de ayer está en la calle Félix Vidal Anido, el violador del estilete. Este lucense, que en el año 1987 fue condenado por la Audiencia Provincial de Lugo a 72 años, dejó la cárcel asturiana de Villabona tras serle aplicados los beneficios de la decisión adoptada por Estrasburgo de declarar inválida la doctrina Parot. Si en su momento no le fuera aplicada la misma, Vidal Anido, estaría en la calle el 23 de enero de 2008.

La libertad del conocido como el violador del estilete, natural de Pol, se produce como consecuencia de la decisión adoptada el pasado día 20 por un tribunal de la sección primera de la Audiencia Provincial de Lugo declaró extinguida la responsabilidad criminal de este hombre al que en algún momento le fueron atribuidos más de medio centenar de ataques a mujeres en diversos puntos del territorio nacional. De todos modos, la condena que cumplía era por el asalto que llevó a cabo a dos lucenses cuando se encontraba disfrutando de un permiso carcelario que le habían concedido en la prisión de Monterroso. Estos hechos se produjeron en el mes de septiembre del año 1986.

Trabas de la fiscalía

El tribunal lucense no tuvo en cuenta los impedimentos puestos por la fiscalía para evitar la salida de este hombre de la cárcel, como consecuencia de considerarlo una persona peligrosa. El ministerio público estimaba inaplicable la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos establecida en una sentencia del pasado 21 de octubre por cuanto en el momento de comunicarle al reo en la presente causa su primera liquidación ya estaba vigente la denominada doctrina Parot. El letrado de Anido se había opuesto a las tesis de la fiscalía.

El mismo día en que la Audiencia otorgaba la libertad a Vidal Anido también se la daba a otro violador lucense: José María Real, condenado por la muerte de la niña vilalbesa Maruchi Rivas. En este caso, el interno abandonó esa misma tarde la cárcel. Anido, sin embargo tuvo que pasar la Nochebuena entre rejas porque tenía pendiente la liquidación otra condena. Finalmente dejó ayer Villabona. Con anterioridad había estado ingresado en la cárcel pontevedresa de A Lama. En los últimos años, volvía disfrutar de permisos carcelarios que le permitieron volver a donde nació y donde reside su familia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El violador del estilete, libre tras una condena de 72 años en 1987