Rebajan una multa a un traficante porque la Audiencia no la justificó

El Supremo «perdona» 6.000 ? a un hombre con 100 gramos de coca


lugo / la voz

El Tribunal Supremo le quitó casi seis mil euros de multa a un hombre de nacionalidad colombiana, condenado por tráfico de drogas, porque la Audiencia Provincial de Lugo no justificó la imposición de una sanción tan elevada. El alto tribunal nacional entiende excesivo que el condenado, que traía en su coche 100 gramos de cocaína, tuviese que pagar 8.665 euros y por eso redujo dicha cuantía a 3.000, según establece una sentencia emitida como consecuencia de un recurso de casación presentado por el representante legal del afectado.

El tribunal lucense impuso la máxima pena pecuniaria al acusado basándose en que dicha cuantía era el triple del valor de la droga que portaba en el coche. El fiscal apoyó dicho razonamiento, pero el Supremo advierte en el fallo que «esa exasperación, sin una justificación expresa no es aceptable».

Reflexionan los ponentes de la sentencia que el Código Penal obliga en los casos de multa proporcional a atender principalmente la situación económica del penado. «No hay datos que justifiquen tal incremento muy por encima del mínimo. Sin duda, la cantidad de droga y el vehículo en el que se desplazaba el acusado (un A-4) revelan unas posibilidades económicas no exiguas; pero para fijar ese monto era necesaria una motivación que no aparece en la sentencia». Dice también el Supremo que cabe la posibilidad de que retome la instancia en una segunda sentencia subsanando esa deficiencia «para soslayar el fantasma de unas dilaciones innecesarias que se generarían si nos limitásemos a anular el fallo y la devolución a la Audiencia».

El fallo del Supremo, sin embargo, da por buenos los hechos probados de la sentencia de la Audiencia Provincial de Lugo. Dice que el acusado se desplazó desde Allariz a Ponferrada en un Audi A-4 propiedad de su madre. En la capital berciana quedó con un personaje al que el declarante le llamó El Negro. Este personaje, que jamás llegó a aparecer, supuestamente le facilitó un paquete con droga en las proximidades de la comisaría ponferradina.

Dice la sentencia que la droga eran cien gramos de cocaína que estaban destinados a su venta. El acusado supuestamente colocó el paquete en el maletero y, de nuevo, se encaminó a Ourense. En la N-120, a la altura del municipio de Quiroga, fue interceptado por agentes de la Guardia Civil. Este hecho se produjo en la madrugada del 3 de mayo de 2010.

En un registro superficial, los agentes encontraron la droga debajo de la alfombrilla del maletero. Estaba envuelta en papel de aluminio y, a su vez, en un paño de papel de cocina. La sustancia incautada fue valorada en 2.885 euros. El acusado estuvo en prisión preventiva por la causa desde el 3 de mayo de 2010 hasta el 3 de febrero de 2011.

Junto a esta persona fue juzgado un ciudadano caboverdiano para el que el fiscal pedía inicialmente 4 años de cárcel, sin embargo acabó siendo absuelto. Al joven colombiano la audiencia le impuso tres años de prisión, pena que el Supremo mantiene.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Rebajan una multa a un traficante porque la Audiencia no la justificó