Las querellas de la trama de farmacias de Jorge Dorribo siguen pendientes

Está en discusión si tramitará las siete un juzgado de Lugo o de Madrid

Socios y farmacéuticos presentaron siete querellas contra el empresario Jorge Dorribo.
Socios y farmacéuticos presentaron siete querellas contra el empresario Jorge Dorribo.

lugo / la voz

Dos años y medio después de que se destapara el caso Campeón y se presentara las querellas relacionadas con la red de farmacias del empresario, todavía no está claro si este caso se resolverá en Lugo o en Madrid. El Juzgado de Instrucción número dos, al que le llegó la primera de ellas por reparto, tiene pendiente de resolver si esta es la instancia competente, o si por el contrario, debe remitirse toda la documentación al Juzgado Central, a Madrid, tal como postula el fiscal.

Durante ese tiempo la mayor parte de las farmacias se vieron abocadas a presentar concurso de acreedores y a cerrar por la elevada deuda que acumularon por la compra a laboratorios y distribuidores de cantidades desorbitadas de medicamentos de primera generación, según aseguran, a instancias de Dorribo.

Solamente en una de las querellas, la de Madrid, presentada por cuatro farmacéuticos, le reclaman al empresario indemnizaciones que suma cuatro millones de euros. Las mayores cantidades corresponden al primer trimestre del 2011, meses antes de ser detenido Dorribo, que multiplicó los pedidos a las farmacias de la red que había montado. La mercancía, que según los afectados, está en paradero desconocido, les generó una deuda que en buena parte de los casos fueron incapaces de asumir.

El caso Campeón no solo supuso la ruina de las farmacias incluidas en la red Dorribo, sino también expedientes a los titulares de estos negocios por parte de la Xunta y de otras administraciones.

Las querellas

La primera de las siete querellas de la trama de las farmacias se presentó poco después de que fuera detenido Jorge Dorribo. La presentaron contra él sus socios en Tramipharma y en Innova, Eduardo Amigo, Jaime Luis López Vázquez y José Luis Díaz Varela, al considerar que Dorribo podría haber incurrido en delito de administración desleal, estafa y apropiación indebida. En ella hacían constar que carecerían de información alguna «relativa al destino de dinero proveniente de la venta de los medicamentos».

La segunda la formuló unos días más tarde, en junio de ese mismo año, el 2011, un farmacéutico asturiano, Arturo Tuñón, que igualmente era socio en Tramipharma. A esta le siguen en el mes de julio otras dos, de boticarias de forma individual; en octubre la de los boticarios que la presentan en Madrid; a las que se sumaron en los meses siguientes las dos restantes.

Las querellas siguen en trámite cuando ya están resueltos los concursos de acreedores de las tres principales empresas del entramado Dorribo: Nupel, Innova y Tramipharma y subastados y adjudicados sus bienes. Los dos primeros fueron declarados culpables y el último fortuito. Sigue pendiente también el caso Campeón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Las querellas de la trama de farmacias de Jorge Dorribo siguen pendientes