El acuerdo para que la colección de Álvaro Gil se quede en el museo puede llegar hoy


lugo / la voz

El largo episodio sobre la valiosa colección que el mecenas Álvaro Gil dejó en cesión al Museo Provincial de Lugo puede tener hoy un principio del fin. Los herederos del benefactor se reúnen esta mañana con el responsable de Cultura de la Diputación Provincial para tratar de llegar a un acuerdo económico, y también de otro tipo, para que las más de cincuenta piezas, entre orfebrería y pintura pasen a ser propiedad del organismo provincial.

Carlos Gil, portavoz de la familia, se desplazó ayer a Lugo para asistir esta mañana a la reunión en compañía de su abogado. Se mostró optimista y avanzó que había «buena voluntad». Añadió: «Si no fuese así, no me hubiese desplazado a Lugo».

El nieto del mecenas no interpretó como un ultimátum el burofax enviado por la Diputación a la familia poniéndole como fecha el jueves, a primera hora de la mañana, para recoger todas las piezas existentes en el museo. Carlos Gil explicó que se trataba de compromisos legales para cumplir la sentencia dictada en su día por el Tribunal Supremo. Este órgano, como así habían hecho otros tribunales, fue claro y tajante: la colección es de la familia Gil y no de la Diputación. El organismo provincial litigó durante una decena de años por tenerla aún sabiendo que existían documentos que decían todo lo contrario. Ahora, con cargo al erario público, se pagarán las costas del juicio que superan, según cálculos estimativos, los 600.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El acuerdo para que la colección de Álvaro Gil se quede en el museo puede llegar hoy