Temen que la ordenanza de ruidos ilegalice algunas terrazas interiores

Lugo Monumental fijó sus alegaciones y el PP inició la campaña informativa


lugo / la voz

La ordenanza reguladora de la contaminación acústica, aprobada el pasado lunes por el pleno, de modo inicial, sufrirá, muy probablemente, cambios antes de su aprobación definitiva, al hilo de las alegaciones que se presenten durante la exposición pública. El PP inició ayer su campaña informativa sobre esta norma, cuya actual redacción critica con dureza, y la asociación Lugo Monumental ya aprobó las 22 alegaciones que presentará en cuanto se abra el plazo. Entre otras sugerencias, señala que debe suprimirse la prohibición de que haya comunicación pública entre un local de hostelería y el patio de uso comunitario de los edificios.

La asociación indica que si se mantiene la disposición que proponen suprimir, en la práctica, «se estarían prohibiendo las terrazas interiores de los restaurantes y cafeterías». Cree que una decisión como la indicada debe corresponder a la comunidad de vecinos y no a la Administración.

El mismo colectivo, presidido por Luis Latorre, considera «totalmente abusivos» los deberes impuestos a los titulares de los establecimientos. Apunta que la obligación de «impedir a propagación sonora ao exterior a través das portas abertas» debería quedar limitada a algunos locales, a partir de determinados niveles de ruido.

En la ordenanza se prohíbe la instalación de terrazas a establecimientos de hostelería de tipo 2 y 3, sin determinación de horarios. La asociación considera que «lo lógico sería limitar los horarios de funcionamiento de las terrazas o, en su caso, del ruido producido por las mismas, porque si un local está correctamente aislado es irrelevante el tipo al que corresponda».

Oposición municipal

El presidente de la junta local del PP y portavoz municipal de este partido, Jaime Castiñeira, inició ayer la campaña informativa que desarrollará en distintos ámbitos sobre el contenido de la ordenanza reguladora de la contaminación acústica. La primera reunión fue con responsables de sección y colaboradores del partido. Dijo que si esta norma resulta aprobada definitivamente en su actual redacción «tería consecuencias moi negativas tanto para o descanso dos veciños como para os emprendedores».

Abundando en los argumentos expuestos por la edila Isabel Devesa en la pasada sesión plenaria del Concello, Castiñeira señaló: «Esta ordenanza está pensada ó revés, é difícil de interpretar, non concilia o ocio co dereito ao descanso, condena economicamente ós lucenses, ao tempo que os aboca á inseguridade xurídica e persegue ó emprendedor e o pequeno comerciante». El portavoz del PP programó reuniones con colectivos vecinales, profesionales y empresariales

Votación
0 votos

Temen que la ordenanza de ruidos ilegalice algunas terrazas interiores