«Para ganar millones en España hay que afiliarse, no formarse»

El segundo libro del cirujano es una crítica profunda al sistema político


lugo / la voz

José Luis Durán Mariño, (Pobra do Caramiñal, 1959) es cirujano vascular en el Hula. Ejerce la medicina en Lugo desde que llegó, en el año 1992; y desde el 2011 también ejerce el análisis del putrefacto sistema político español mediante dos certeros libros que él mismo editó. El primero, del 2011, se titula «España, democracia low cost». El segundo, con un contundente prólogo de Manolo Sicart, y que acaba de presentar, se titula «España SL. La colmena insostenible». Está a la venta en las principales librerías de Lugo y está siendo una grata sorpresa para quienes lo leen.

-¿De qué habla el libro?

-Del primer problema de España, su casta política con miras muy bajas. Mientras que los problemas del país son gravísimos, las personas para resolverlo son muy poco cualificadas tanto ética como profesionalmente. Por tanto, la perspectiva es mala. Y además, los políticos confundieron la democracia con la partitocracia, porque el poder ahora reside en los partidos. La clase política, dentro de lo que es el gasto público, acotó una parte que es exclusivamente gasto político, que no tiene nada que ver con los intereses de los ciudadanos, sino que está simplemente para la casta y es intocable. Y puede derrumbarse el país, que eso no hay quien lo mueva.

-¿Por qué compara España con una colmena insostenible?

-En las colmenas hay un zángano aproximadamente por cada mil obreras. Y si hay más zánganos, los matan. Curiosamente es una proporción similar a la de políticos y ciudadanos en países democráticamente sanos. Por ejemplo, ahora en Alemania hay un político por cada 800 ciudadanos, lo cual parece razonable, mientras en España tenemos un político por cada cien habitantes. Una colmena insostenible.

-¿Y la administración?

-Lo mismo. Le pongo un ejemplo de un ayuntamiento de Galicia bien conocido y que yo conozco bien. Hace unos 15 años, tenía 12.000 habitantes y 12 funcionarios. Hoy ha bajado a 10.000 habitantes pero tiene casi 100 funcionarios. A pesar de que todo ha sido informatizado. El alcalde por entonces no cobraba, pero ahora percibe 3.000 euros, y algunos concejales también cobran. Y no digo que el alcalde lo haga mal, porque es un hombre que pone interés. Ha dejado la empresa en que trabajaba hace 15 años, y ese hombre ya no tiene otro empleo. Ahora el sistema no le deja más remedio que seguir «trabajando» de alcalde todo el tiempo que pueda. Y esa administración de cien personas hay que seguir pagándola porque ningún político se atreverá a recortarla, aunque los ingresos del ayuntamiento ya no llegan para pagarla y la situación es insostenible. Y así está casi toda España.

-¿Cítenos ejemplos de lo contrario por Europa?

-El presidente de un cantón suizo está un año en el cargo para servir a la comunidad y durante ese año cobra mucho menos que en su trabajo. Ese cantón, Lausanne, con más de medio millón de habitantes, tiene dos coches oficiales, pero para usarlos hay que pedir permiso y justificarlo. Eso ocurre en el país más rico del mundo. Donde, por cierto, se consulta a la población con frecuencia mediante votación, por ejemplo, para decidir si se amplían los días de vacaciones, a lo que la mayoría de los suizos dijo que no.

-¿Este último libro sobre la colmena insostenible es continuación del primero?

-No. El primero fue como un corte para analizar transversalmente lo que ocurría en España en 2011, sobre todo el despilfarro y el estado de impunidad judicial de los políticos. ¿Cómo puede haber miles de aforados con un sistema judicial especial para ellos? Por ejemplo ahora, mientras hay casos como los Eres en Andalucía, los Bárcenas o los Oriol, delitos que creo que van a quedar impunes, a un chaval que se lleva unos frascos de colonias en Lugo le caen tres años de cárcel. Eso es justicia a la carta y democracia low cost. Sin embargo, este segundo libro es un retrato más intemporal, de una colmena, donde hay reina, obreras, zánganos y enfermedades. Es decir, donde hay personas que hacen esfuerzos tremendos para formarse, mientras otros que no hicieron nada más que afiliarse, están cobrando sueldos millonarios. Un sistema que premia la mediocridad, y en el que hay que afiliarse para ganar millones, no formarse. La política en España es una «Operación Triunfo» para mediocres. Si te afilias a los 15, a los 18 pegas carteles, a los 30 ya estás en las listas y a partir de ahí, cargo, sueldo y a vivir.

-¿Y que le dicen los lectores?

-Algunos me dijeron que me quedé corto, pero en general la gente está bastante de acuerdo. Creo que muchos está acostumbrados a leer a periodistas o profesionales del análisis, pero no a gente que está del mismo lado que ellos, y por eso quizá conectan contigo fácilmente.

-¿Cuantos de sus conocimientos nacen de sus pacientes?

-Vivimos del lado de la gente, que nos llega y nos cuenta muchas veces su triste realidad. Hay personas que están sufriendo mucho, por ejemplo algunos pacientes ingresan en el hospital con lesiones causadas por el frío que pasaron. Simplemente, porque no tienen calefacción ni dinero para calentarse en el duro invierno de Lugo. O pacientes que te piden la siguiente consulta un poco más tarde, porque no tienen dinero para el autobús ese mes. Y a cambio, cuando hay un acto oficial empiezan a llegar personas en Audis y coches de lujo con chófer. Si quieren viajar, o si lo tienen que hacer, podrían al menos venir todos juntos en un autobús.

-¿Alguno de los casos de corrupción en Lugo le hizo escribir?

-Yo pensaba que Lugo era un sitio tranquilo para criar niños, y ahora me parece que da más juego que Sicilia. Pero aunque se ven muchas cosas impropias de una ciudad de este tamaño, no fue lo que me llevó a escribir.

-¿Y que dice de la banca?

- Bancarios que arruinan a sus bancos y luego a sus clientes con las preferentes, y reciben por ello indemnizaciones millonarias. Otra inmoralidad que ninguna sociedad debería permitir.

José Luis Durán médico lucense que escribió ?España sl. la colmena insostenible?

«Un político por cada cien ciudadanos es insostenible para cualquier país»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

«Para ganar millones en España hay que afiliarse, no formarse»