Revelan a una jueza que la policía no investiga la violencia de género

La comisaría dejó de tener en octubre el grupo dedicado a esta materia

la voz

La Confederación Española de Policía (CEP), a través de su secretario provincial Juan Carlos González López, denunció judicialmente que en la Comisaría de Lugo no se están investigando los delitos relacionados con violencia de género. El grupo de policía judicial que se venía ocupando de esta materia fue desarticulado el pasado mes de octubre. Ahora las víctimas son atendidas en una oficina «puramente administrativa».

La denuncia fue presentada por el secretario provincial de la CEP, Juan Carlos González López. En la misma explica que, desde hace varios meses, en concreto desde octubre del año pasado, «no existe en la comisaría provincial de Lugo ningún grupo de policía judicial destinado específicamente a investigar e instruir los delitos relacionados von violencia de género, cuando hasta esa fecha sí lo había y, además, con una carga enorme de trabajo».

El funcionamiento de ese grupo, expresa la denuncia, «era muy eficiente, a la vez que se garantizaba la intimidad, el trato y todo lo referente a protección de las víctimas; también se aseguraba el buen resultado de las diligencias practicadas».

Sin embargo parece que las cosas cambiaron. «Desde hace tiempo y por orden del servicio del actual jefe provincial, Manuel Teijeiro Sande, los delitos relacionados con la violencia de género se tramitan en la ODAC, oficina que carece de medios para investigar y que es puramente administrativa, con el grave perjuicio que ello supone al tratamiento de la víctimas. Han de esperar en los pasillos para denunciar, rodeadas en ocasiones de un ambiente hostil debido a que se hallan mezcladas con los demás ciudadanos que esperan para denunciar otros hechos y detenidos», explicó ante la jueza el secretario provincial de la CEP. Esas esperas se producen «en plena entrada de la dependencia policial».

La jueza Estela San José también, responsable del Juzgado de Violencia de Género, también fue informada de que recientemente el comisario impartió otra orden de servicio «para que en los casos especiales se ejerza la tutela y supervisión de la instrucción por otros funcionarios, algo material y legalmente inviable».

A su vez, la magistrada recibió información sobre quejas de funcionarios uniformados, «los cuales a la hora de llevar a cabo la diligencia judicial de informe vecinal, no pueden dar cumplimiento a la misma por la reticencia de los vecinos a hablar de otros con personal uniformado». Supuestamente los servicios de seguridad ciudadana «están muy lejos de ser los que puedan llevar a cabo estos informes con garantía de éxito; el resultado es que apenas pueden practicarse».

La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo también conoció lo que, según la CEP, es una «gran dejación» en la comisaría provincial por parte de su responsable, Manuel Teijeiro, en lo que respecta a «delitos relacionados con la violencia de género, lesiones, agresiones sexuales y todos aquellos con poca relevancia estadística».

La denuncia del secretario provincial de la citada confederación recoge que entiende «que no se están cumpliendo los mandatos legales que tenemos de perseguir delitos y poner el celo debido en capturar a los culpables, así como la pésima práctica de diligencias ordenadas por la autoridad judicial».

Por ahora no existe constancia de la decisión adoptada por la magistrada sobre la denuncia que fue presentada por escrito hace ya un par de semanas.

Las víctimas tienen que esperar en los pasillos y carecen de intimidad

Personal administrativo es el que se encarga de atender a las víctimas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos

Revelan a una jueza que la policía no investiga la violencia de género