La capital se queda con una única farmacia de guardia las 24 horas

La pérdida de rentabilidad de las boticas obliga a reducir horarios


lugo / la voz

La pérdida de rentabilidad de las farmacias en más de un 30% desde el mes de julio ha llevado a que la capital lucense solamente disponga de una farmacia abierta las 24 horas desde principios de año. Se trata de la de Ramón Ferreiro, después de que decidiera reducir horario la de Garabolos, que era la otra que no cerraba. Hace años realizaban guardias nocturnas al menos cuatro boticas en la capital.

La presidenta del Colegio Oficial de Farmacia, Ana Prieto, reconoció que el sector está racionalizando recursos y una de las medidas adoptadas fue la de reducción de horarios porque les permite prescindir de personal, en concreto de farmacéuticos.

Prieto señaló que en la distribución de las guardias tuvieron en cuenta los criterios mínimos fijados por el Sergas para las zonas farmacéuticas urbanas, en función de su población. Para localidades con entre 70.001 y 150.000 habitantes establecen una farmacia de guardia 24 horas, que incluyen domingos y festivos; 1 de horario nocturno de 22 a 9.30 de la mañana y 3 en servicio de urgencia diurno, que es de 9.30 a 22 horas, de las que en la capital hay seis adscritas a esa franja.

La presidenta del colectivo, que en la provincia aglutina a 182 farmacias, explicó que desde julio la rentabilidad de las farmacias se había reducido en más de un 30%. Destacó que era la consecuencia de la entrada en vigor del copago, que según dijo, lleva acompañado «el efecto disuasorio» a la hora de ir a buscar las prescripciones; la exclusión de 417 especialidades que desaparecieron de la financiación de las que ha supuesto que muchos pacientes dejaran de retirarlas. Apuntó también que esas 417 especialidades están empezando a subir de precio. Según dijo, hay algunos fármacos que se incrementaron en un 120% como algunos mucolíticos o jarabes para la tos.

Prieto señaló que el futuro de las farmacias en la provincia de Lugo es «preocupante», especialmente para las rurales.

Preocupación

Constató que en Lugo no se dieron casos como en Pontevedra de embargos, pero de seguir así, según dijo, no se descarta esta posibilidad. «En el actual entorno de crisis -dijo- va a ser difícil mantener la prestación farmacéutica de calidad porque las últimas medidas de racionalización del gasto las ha dejado en una situación muy difícil.

La presidenta del colectivo señaló que el pasado año ninguna farmacia de la provincia tuvo que recurrir a los mecanismos de compensación y solicitar estas ayudas. En el transcurso de este año si no hay variaciones, resulta impredecible lo que pueda pasar en el sector, no solo en la provincia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

La capital se queda con una única farmacia de guardia las 24 horas