La Audiencia Provincial de Lugo pone en libertad a Fernández Liñares

El exconcejal lucense, cabecilla de la operación Pokémon, ya ha abandonado la prisión de Bonxe


La Voz / Lugo

La Audiencia Provincial de Lugo ha puesto en libertad a Francisco Fernández Liñares, el cabecilla de la operación Pokémon. Liñares abandonó las instalaciones carcelarias propiamente dichas a las 17.30 horas. Unos treinta minutos después, un vehículo lo recogió a las puertas del centro penitenciario para dejar definitivamente la prisión de Bonxe, donde estaba encarcelado el pasado 24 de septiembre.

El exconcejal lucense y expresidente de la Hidrográfica Miño Sil queda fuera de prisión después de que la Audiencia decretase nula la prórroga de detencián que le había impuesto en su día la jueza Pilar de Lara en su momento. La decisión de la Audiencia Provincial de Lugo también anula, por lo tanto, su ingreso en prisión.

El auto de la Audiencia Provincial, firmado por el magistrado José Manuel Varela Prada, recoge que aunque existen indicios presuntamente delictivos en la actuación de Liñares, y aunque haya riesgo de fuga, está obligado a aplicar la reciente doctrina del Constitucional, que fue la misma con la que pusieron en libertad al líder de la mafia china Gao Ping, en la operación Emperador.

El auto de la Audiencia Provincial le impone la oblibación de comparecer diariamente en el juzgado para evitar el riesgo de fuga

La abogada de Liñares presentó un primer recurso ante la jueza alegando que no había riesgo de fugra, y otras consideraciones, que la jueza no aceptó. Más tarde presentó otro recurso ante la Audiencia, basándose en la misma jurisprudencia del caso de la mafia china, y la Audiencia tuvo que aceptar el recurso. El meollo técnico de la decisión está en el plazo máximo de 72 horas de detención que se puede aplicar a cualquier reo, que la jueza entendería que no excedió porque aplicó una prórroga, mientras la Audiencia considera que se sobrepasarían dichas horas de detención, haciedo el cómputo según la doctrina del Constitucional.

Liñares era el único encausado en la Pokemon que seguía privado de libertad, porque los otros dos encarcelados, el gerente de Vendex, Rolando Rodríguez, y el encargado de la ORA en Lugo, Javier Reguera, salieron recientemente de prisión tras recurrir a la Audiencia Provincial. Liñares fue enviado inicialmente a la prisión de Monterroso, pero posteriormente fue trasladado a Bonxe para que no siguiese gozando del privilegio de estar internado en el módulo de cuerpos de seguridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

La Audiencia Provincial de Lugo pone en libertad a Fernández Liñares