La Diputación inicia la segunda fase del rebacheo en 25 municipios

la voz

La Diputación ya realizó el rebacheo en las carreteras provinciales de 38 municipios y continuará en fechas próximas con la segunda fase de los trabajos, que afectará a otros 25, según informó ayer el diputado responsable de Xestión Territorial, Manuel Martínez. Paralelamente, también comenzará la campaña de desbroce de carreteras, aplazada hasta ahora para evitar que volviese a crecer la maleza y obligase a realizar una segunda corta.

Martínez Núñez facilitó los datos de conservación de carreteras en el municipio de Castro de Rei, donde comenzó ayer la reparación de la que va de Santa Leocadia a Ludrio, pasando por Ansemar. En la misma jornada también comenzaron los trabajos de reparación de la de Feira do Monte a Fontefría, por Pino; de Xustás a Oroxe, por Bexán; de Ramil a Rodeiro, en Taboada, y de Vilamor a Reme y a la estación de Portovega, en Ribadeo.

Medios disponibles

En la realización de las obras trabajan 50 operarios y son utilizadas 32 máquinas. «O plan de rebacheo consiste no acondicionamento con rego asfáltico de todos e cada un dos puntos da rede viaria provincial, a máis extensa de España con máis de 4.200 quilómetros, que o necesiten», dijo el responsable de las infraestructuras de la Diputación. Aprovechó para criticar que la Xunta tenga paralizado el proceso de intercambio de carreteras, en el que, siguiendo lo firmado con las demás instituciones provinciales, la de Lugo se desprenderá de más kilómetros que recibirá de la Administración autonómica.

En fechas próximas las máquinas y el personal de las cuadrillas de rebacheo comenzarán a trabajar en los viales de los municipios de O Valadouro, Foz, Alfoz, Trabada, Abadín, Meira, Pol, Rábade, Lugo, Castroverde, Baleira, Láncara, Baralla, Guitiriz, Palas de Rei, Antas de Ulla, Monterroso, Portomarín, O Páramo, Sarria, Paradela, Triacastela, O Saviñao, Chantada y Carballedo, que suman alrededor de 1.700 kilómetros. En todos los demás, que representan el 60% de la red, ya remataron.

En los últimos años fue aplicado aglomerado en caliente en 1.000 kilómetros de carreteras, que tienen un período de unos diez años sin necesidad de reparaciones. Sin embargo, en alguna fueron detectados los primeros desperfectos, que son reparados con aglomerado en frío porque, de acuerdo con lo asegurado por Martínez, es un material que compacta más y resulta más duradero que el riego. Ahora el organismo también redacta directamente los proyectos, cuyo coste sería de unos 100.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La Diputación inicia la segunda fase del rebacheo en 25 municipios