Una misteriosa llave para ayudar a las víctimas de explotación sexual

Lucía Rey
lucía rey LUGO / LA VOZ

LUGO

La oenegé precisa 20.000 euros para poder atender a 100 mujeres en Lugo

19 may 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Viernes 11 de mayo. El cartero deja en el buzón una carta que contiene una llave y un mensaje enigmático: «Tú tienes la llave». Sin remitente. Viernes 18 de mayo. El cartero trae una segunda misiva que resuelve el misterio. Con el lema «Llaves para la integración», Aliad-Ultreia acaba de poner en marcha una campaña de captación de fondos privados para el programa Donas, creado en el 2010 para ayudar a mujeres que son víctimas de trata con fines de explotación sexual.

La oenegé lucense inició esta andadura prestando asistencia jurídica a mujeres que son testigo protegido en la operación Carioca, pero observa que la necesidad es mucho mayor. A lo largo y ancho de la geografía lucense existen numerosos prostíbulos en los que centenares de mujeres, en su mayoría inmigrantes, viven en situación de indefensión. «Actualmente es muy complicado conseguir financiación para que el programa Donas se pueda desarrollar. Por ese motivo, y debido a la necesaria y urgente actuación con este colectivo en concreto, hemos decidido buscar apoyo económico en las empresas de nuestro entorno», destaca en la segunda misiva el presidente de Aliad, Manuel Varela Veiga.

En el 2011 atendieron a 25

En el 2011, Donas atendió a 25 mujeres con 7.500 euros concedidos por la Diputación de Lugo. Un número muy limitado. Para llegar a atender a un centenar, necesita 20.000 euros. Subrayan que las instituciones oficiales, y en especial el Poder Judicial, confían en Aliad-Ultreia para prestar ayuda a estas mujeres. La organización lleva más de 30 años trabajando en la integración de personas en riesgo de exclusión. Solo en el 2011 atendió a más de 425 personas drogodependientes, reclusas o relacionadas con la violencia de género, entre otros.