Ribeira de Piquín dedica a personal el 45% del presupuesto de este año

Una posible promoción interna para que un funcionario actúe de administrativo enfrenta a socialistas y populares


vilalba / la voz

El presupuesto aprobado por el Concello de Ribeira de Piquín para este año se acerca a los 600.000 euros -exactamente, 592.810-. En este municipio, de menos de 700 habitantes (654, según datos del Instituto Galego de Estatística correspondientes al año pasado), el apartado de personal absorbe este año casi la mitad del total, y las cifras recogidas y el destino de algunas cantidades constituyen un motivo de enfrentamiento entre el grupo de oposición (PSOE) y el de gobierno (PP).

El Concello tiene en estos momentos tres funcionarios -un administrativo-jefe de negociado, un operario de servicios múltiples que trabaja como conductor y un alguacil portero-, aunque los presupuestos recogen la previsión de otra contratación, correspondiente a un administrativo de servicios generales.

Esa contratación carece de fecha fija. La previsión procede de la próxima jubilación del mencionado administrativo, funcionario de grupo C1 y de nivel 22, que realiza las funciones burocráticas del Concello. Ribeira de Piquín no cuenta en su plantilla con un secretario municipal, ya que está eximido de ese deber y parte de las funciones están delegadas en personal de la Diputación.

Sin embargo, necesita disponer de un funcionario para esas tareas, por lo que ha previsto en el presupuesto la posibilidad de contar con otro administrativo. «Se non hai esa praza, ¿quen nos fai o papeleo?», se pregunta el alcalde, Sabino Díaz , que de todos modos dice no saber cuál puede ser la fecha fija en la que el actual administrativo abandone definitivamente el Concello.

La plaza se cubrirá por un sistema de promoción interna, con lo que dos de los trabajadores que ahora tienen plaza de funcionario pueden aspirar a ese puesto. Sin embargo, ese detalle no se libra de las críticas de la oposición. Según Roberto Fernández, portavoz del PSOE, «está claro» que la persona que ocupará esa plaza es la que ahora trabaja como conductor. Ese empleado es hijo del funcionario que actúa como administrativo, lo que refuerza los argumentos del PSOE para sus críticas: «Parécenos un tapadillo», dice.

«Sentido común»

El alcalde defiende que el sistema previsto para cubrir esa plaza es de «sentido común»; agrega que la cantidad prevista este año responde a una circunstancia concreta, y anima al PSOE a comparar la situación de este concello con la de otros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Ribeira de Piquín dedica a personal el 45% del presupuesto de este año