Dos desgracias impiden a Burgo correr el Rali do Cocido


Una vez más, la mala fortuna se ha cruzado en el camino de Pedro Burgo. El piloto lucense encadenó dos desgracias que le impedirán tomar parte en la primera cita del Gallego de ralis. En principio, perdió la posibilidad de competir con el Ford Focus WRC, su coche oficial. «El depósito de gasolina estaba caducado y no han construido el nuevo a tiempo. Algo se complicó, pero no sé exactamente qué, y no me lo han podido enviar desde Inglaterra», manifestó.

Pero los contratiempos no acabaron ahí. Alquiló un Mitsubishi Lancer Evo X para tomar la salida, pero, ayer por la tarde, cuando se disponía a probarlo, se le rompió la caja de cambios. Por lo tanto, Burgo arrojó la toalla: «No voy a correr, porque estoy muy afectado en el aspecto psicológico». El piloto lucense, no obstante, se desplazará a Lalín para participar en un acto benéfico.

Burgo, posiblemente el favorito al título de campeón gallego, señaló que sus principales adversarios en el Rali do Cocido podrían ser Meira, Vilariño y Muñiz. «La prueba dependerá del clima», aseveró.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Dos desgracias impiden a Burgo correr el Rali do Cocido