La mujer quemada con un cigarro por su pareja intentó quitarse la vida en diciembre

Apareció tirada a orillas del río en el Club Fluvial y tuvo que ser ingresada en la unidad de cuidados intensivos

la voz

La mujer que hace algo más de una semana supuestamente fue quemada con un cigarro en el cuello por su pareja, trató de quitarse la vida en diciembre. Apareció tirada en las inmediaciones del río Miño, en las proximidades de la sección de piragüismo del Club Fluvial. Todo apunta, según diversas fuentes, que la policía no detectó en ese momento la situación que atravesaba la afectada, que acabó ingresada en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Xeral de Lugo.

La víctima desveló su deseo de no seguir viviendo, como consecuencia de los «insultos y «vejaciones» a las que presuntamente estaba sometida por parte de su pareja, en las declaraciones que efectuó hace algo más de una semana en el juzgado en el momento de que la magistrada Pilar de Lara Cifuentes abrió diligencias al tener constancia de que esta mujer, supuestamente, había sido quemada con un cigarrillo en el cuello.

El presunto autor de la quemadura, que está encarcelado, fue interrogado por este aspecto y dijo que, en el momento de suceder los hechos, no se encontraba en Lugo y que, a posteriori, lo llamaron para que recogiera en el hospital a la víctima. Al parecer reconoció que le manifestó la intención de quitarse la vida, sin embargo cuando fue encontrada inconsciente en las orillas del río él ya se encontraba fuera de Galicia.

Inconsciente

La mujer apareció en el lugar reseñado inconsciente, totalmente empapada y con alguna prenda de ropa sacada en las cercanías del Fluvial. La halló un empleado de la instalación a primeras horas de la mañana. En un principio se pensó que pudiera haber sido agredida sexualmente o incluso que alguna persona la llevase al lugar y la dejara abandonada. A posteriori la policía indicó que no se apreciaban signos de violencia. Supuestamente, los investigadores no llegaron a saber porqué la mujer llegó a adoptar tal decisión o, por lo menos, no hay constancia de que tomaran declaración a ninguna persona por esta cuestión.

Al parecer, la mujer ya había denunciado en otra ocasión a su compañero sentimental. Supuestamente, sobre este pesaba una orden de alejamiento, pero no se sabe si ambos la respetaban. La víctima declaró en su momento que esta denuncia la había retirado porque él le pidiera perdón.

La retirada no habría servido de mucho a la víctima porque, según declaró, siguió siendo objeto de malos tratos en varias ocasiones, según declaró en el juzgado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La mujer quemada con un cigarro por su pareja intentó quitarse la vida en diciembre