La Axencia Urbanística ve hasta 8 irregularidades en el Seminario

El organismo de la Xunta dice que la ampliación tiene alturas de más


lugo / la voz

La Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU), un órgano dependiente de la Xunta, emitió a petición de un juzgado de Lugo un informe sobre la ampliación del Seminario Mayor que deja literalmente al edificio al margen de la ley porque entiende que hay ocho irregularidades graves en su construcción, que el Concello de Lugo permitió en su momento.

El informe fue pedido por el Juzgado Número Tres de Lugo el 29 de agosto de 2009 tras recibir una denuncia de un particular que entendía que en el edificio de ampliación del Seminario se habían cometido varias irregularidades. Casi dos años después, a principios de junio de este año, la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU) enviaba al juzgado lucense un extenso informe de 23 páginas con 8 irregularidades manifiestas que, además de dejar en una difícil posición al Obispado, afectan directamente al Concello de Lugo por haberlas permitido.

La que parece más grave a primera vista es la de las alturas, porque la agencia (APLU) advierte que el edificio nuevo o de ampliación del Seminario tiene cuatro plantas y bajocubierta, cuando lo permitido eran solo tres alturas.

Por otra parte, APLU advierte que el polideportivo subterráneo y las pistas deportivas de superficie que tiene el Seminario hacia la calle Salvador de Madariaga también son completamente ilegales, porque la ley no permitía en ese lugar la construcción de instalaciones deportivas.

Otra de las irregularidades que la agencia determina es que en el ayuntamiento no existen las licencias de demolición del viejo edificio del Seminario -conocido popularmente como A Palleira- que estaba en el lugar del actual pabellón de nueva factura.

En cuanto a las excavaciones arqueológicas, la agencia explica que se incumplió la obligación de hacer excavaciones arqueológicas antes de conceder cualquier licencia de edificación. Según APLU, se concedieron las licencias el 18 de noviembre de 1998 y el 7 de abril de 1999, mientras que las excavaciones arqueológicas empezaron después: el 24 de abril del 99, prolongándose hasta el 26 de octubre.

Otra irregularidad que aprecia la agencia es que se concedió licencia de edificación antes de aprobar el proyecto de compensación. Es decir, la ley urbanística exige que se distribuyan las cargas y beneficios y se apruebe ese proyecto (de compensación) antes de conceder la licencia de edificación. Ese proyecto se aprobó el 28 de diciembre de 2001 pero las licencias eran de tres años antes: una de noviembre del 98 y otra de abril del 99.

«El polideportivo subterráneo y las pistas no están permitidos por la normativa»

Informe APLU

«El edificio de ampliación tiene cuatro plantas y bajo cubierta, pero debería tener tres»

Informe APLU

«Se concedieron las licencias de construcción antes de las excavaciones arqueológicas»

Informe APLU

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

La Axencia Urbanística ve hasta 8 irregularidades en el Seminario