Campeón casi por casualidad


lugo / la voz

Manuel Hurtado cosechó anteayer la victoria individual en el Gallego de cros corto. Fue un éxito que llegó, en cierta medida, de casualidad. El fondista lucense, especialista en distancias más largas, protagonizó una exhibición en los 4,5 kilómetros que afrontó en Monterrey. Él mismo lo explica: «Me encontré mejor de lo esperado. No pensaba correr, pero lo hice porque viajé con los niños del Franciscanos a los que entreno».

Una vez escuchado el pistoletazo inicial, Hurtado no se lo pensó. Se puso el cuchillo entre los dientes y lanzó un reto de fortaleza a sus adversarios. A los dos kilómetros, reventó a Carlos Villamor, el último que consiguió seguir su paso. «Sabía que todos los rivales eran más rápidos que yo, así que tenía que salir rápido», explica el atleta. Además, contó con el apoyo incondicional de sus discípulos. «Me sentí arropado en cada metro», asevera.

La próxima cita marcada en rojo es el Gallego de cros. «Intentaremos dar guerra», asegura. Entonces, se verá las caras con contrarios de la talla de Lolo Penas, Pedro Nimo, Gustavo Platas o el propio Villlamor. ¿Un podio como colofón a la temporada de invierno? «El objetivo es ganar, pero ya veremos», indica. Ambición que no falte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Campeón casi por casualidad