Rozas despidió a los miles de participantes en el critérium aeronáutico y en la vuelta aérea


lugo/la voz.

Después de tres días de intensa actividad, en los que fueron miles las personas que participaron en el aeródromo de Rozas en los bautismos del aire, una de las actividades estrella del quinto critérium aeronáutico, las instalaciones situadas en Castro de Rei volvieron poco a poco a la normalidad en la tarde de ayer, tras despedir a los participantes en la vigésimo séptima edición de la vuelta aérea a Galicia y al numeroso público que estos días se desplazó hasta el aeródromo para seguir las evoluciones de los pilotos y de sus máquinas, o bien, para participar en las actividades ofertadas, de las que pudieron disfrutar aún hasta primera hora de la tarde de ayer. La iniciativa volvió a ser un éxito en el año en el que el Real Aeroclub de Lugo celebra su cincuenta aniversario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Rozas despidió a los miles de participantes en el critérium aeronáutico y en la vuelta aérea