Los portavoces municipales abordan otra vez la elección del cronista oficial


La elección del cronista oficial del Ayuntamiento de Lugo es un asunto que la corporación municipal parece incapaz de cerrar. Ayer, los portavoces de los grupos municipales recordaron que Lugo no tiene cronista (esta plaza está vacante desde que falleció Trapero Pardo), que está pendiente su designación y que hubo un proceso para que la sociedad propusiese nombres y hubo tres finalistas: Adolfo de Abel Vilela, Felipe Arias Vila y Xulio Xiz Ramil. Ayer, los representantes del PSOE, PP y BNG acordaron abordar este asunto en la próxima reunión de la junta de portavoces.

El alcalde, José López Orozco, señaló ayer que en la próxima reunión de la junta de portavoces se estudiaría cómo desbloquear este asunto. Lo deseable sería -apuntó- que el acuerdo fuera por unanimidad. En todo caso, como mínimo deberían estar de acuerdo dos de los tres grupos. El presidente de la corporación municipal apuntó otra opción: buscar otro posible candidato, alguien que sea aceptado por los tres grupos.

Condicionantes

Por parte del PP asistió a la reunión de ayer de la junta de portavoces Jaime Castiñeira. Mientras fue presidente provincial del PP Francisco Cacharro había quien opinaba que este partido no apoyaría la candidatura de Adolfo de Abel Vilela. En la actualidad, Castiñeira cree que en su partido no habría problemas para que fuese elegido. Adolfo Abel fue la propuesta defendida en su momento por el Bloque, lo que podría pesar en contra de la elección del historiador en el ánimo de los socialistas.

Dado que Xulio Xiz comentó en algún momento que no tiene especial interés en la citada responsabilidad y que Felipe Arias desempeña un cargo de designación política (director xeral de Patrimonio, puesto desde el que ha tropezado en más de una ocasión con el Ayuntamiento), todo indica que si la junta de portavoces aborda este asunto en su próxima reunión tendrá que decidir, finalmente, si opta o no por Adolfo Abel Vilela como cronista oficial de Lugo.

El proceso llevado a cabo para seleccionar los candidatos de entre los que debería salir el cronista oficial difícilmente quedará en la historia del Ayuntamiento de Lugo como uno de los grandes aciertos de sus responsables. Pero si finalmente el elegido no sale de entre los propuestos, este asunto será uno de esos de los que se hablará durante años. El inicio de este largo y aún no concluido trámite comenzó con un bando de la alcaldía del 27 de agosto del 2004 por el que se convocó a los colectivos sociales a proponer nombres.

Ahora parece que el gobierno local lucense quiere retomar esta cuestión, pero aún no está claro si será de modo definitivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los portavoces municipales abordan otra vez la elección del cronista oficial