A Fonsagrada recupera una ruta hecha a mano hace 75 años para ir a Ibias

LUGO

29 ago 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

El turismo de A Fonsagrada ya tiene desde este mes un nuevo aliciente. Los municipios asturianos limítrofes llevan años de ventaja a los de la montaña lucense en cuanto a infraestructuras turísticas, tanto las hosteleras, como las museísticas o las de puesta en valor del paisaje. Los pasos dados en los últimos años, especialmente en A Fonsagrada, van encaminados a un modelo de turismo capaz de ser complemento, no competencia, del que ya disfrutan en Grandas de Salime o Villanueva de Oscos.

La Consellería de Medio Rural acaba de realizar las obras de acondicionamiento del rebautizado como Camino da República, que transcurre por los montes vecinales de Miñide, en la parroquia fonsagradina de Vilar de Cuíña. Esta ruta circula en paralelo al embalse de Grandas de Salime.

Este camino fue hecho a mano en los años treinta y cuarenta del pasado siglo y servía para unir la villa de A Fonsagrada con la asturiana de San Antolín de Ibias. Destaca la vía por su valor histórico, etnográfico, ambiental y paisajístico.