Pescadores que velan por la buena salud de las aguas

La Sociedad Río Navia cuida los cauces y mantiene un canal de alevinaje


«Constituimos una asociación atípica porque más del sesenta por ciento de los socios no cogieron una caña en su vida». José García Álvarez, presidente de la Sociedad de Pesca Río Navia, explica que las actividades de carácter social en torno al río, pero fuera del ámbito de la pesca, hacen que el número de socios de la entidad haya aumentado en los últimos años a más de 600. Entre éstas, la fiesta de la trucha, que ha cumplido su tercera edición, se ha consolidado como la más popular. A pesar del malestar inicial que causó entre algunos vecinos el hecho de que se celebrase el día de Viernes Santo, la afluencia de gente va en aumento, beneficiada en parte por la publicidad surgida de la polémica.

El presidente, que es pescador, explica que en un primer momento tras su creación en 1994 la sociedad Río Navia desarrolló una labor pedagógica con el objetivo de que los jóvenes valorasen la riqueza que es el río. «Tras estos pasos iniciales, nos centramos en crear infraestructuras y realizar limpiezas exhaustivas de los ríos, que tenían lugar hasta tres veces por temporada», afirma José García, que recuerda que en una ocasión socios y voluntarios retiraron 50 toneladas de escombro depositadas en vertederos incontrolados. «Hace 15 años, había ríos que daban asco. Hoy podemos presumir de que el Navia y sus afluentes están muy limpios, y me siento orgulloso de la labor que hemos realizado».

?

Limpieza

La recuperación de la trucha es otro de los asuntos que centran la actividad de la agrupación naviega. En este sentido, José García dice que el canal de alevinaje de San Martín ha sido pagado exclusivamente con el dinero de los socios y destaca la importancia de la limpieza de frezaderos, en la que la sociedad es pionera en Galicia. Las tareas consisten en remover las arenas del fondo del río, donde las truchas depositan las huevas, para que entre oxígeno, y reúnen a mucha gente joven que acude con ánimo de colaborar.

La preocupación medioambiental de la asociación de pescadores, ejemplo de convivencia entre el hombre y el medio, les ha valido la confianza de la Administración: «Desde el año 96 somos entidad colaboradora, lo que para nosotros es un orgullo». Hoy la sociedad Río Navia gestiona, además de las tarjetas federativas de sus socios, diez permisos diarios de pesca en los cotos Navia y Cervantes.

Contra el embalse

El presidente de la asociación de pesca manifiesta que todos los socios son contrarios de forma unánime a una hipotética construcción de un embalse en Navia. «Entre otras cosas, echaría por tierra todo el trabajo que llevamos realizado. Hay que tener en cuenta que el Navia sufrió dos atentados muy fuertes a finales de los noventa con la construcción de la autovía y con la limpieza de las turbinas del embalse de Grandas de Salime. Cuando entonces se vació el embalse, en el mes de julio, murieron miles de truchas», explica.

Para José García la recuperación de la trucha en el Navia va por buen camino, aunque dice que la naturaleza necesita más tiempo para conseguir los niveles que serían deseables.

Esta temporada el mal tiempo dificultó la pesca en la cuenca del Navia, pero se espera que vengan días buenos para la trucha si las condiciones meteorológicas mejoran. «Debido a la sequía del invierno, el río estaba bajo cuando se abrió la veda el 16 de marzo, y hubo muchas capturas coincidiendo con la Semana Santa. De seguir así, hoy se podría pescar poco, pero el mal tiempo evitó que hubiese grandes pescazas. Las aguas de los ríos crecieron por las lluvias y las nieves y las truchas lo que hizo que las truchas se moviesen. Hay que esperar que mejore el tiempo y podremos tener una temporada buena».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Pescadores que velan por la buena salud de las aguas