Más de una docena de cargadoras recibieron el preacuerdo para firmarlo

Aetram reconoce que muchas de las empresas de la lista actualizaron ya los precios El desabastecimiento de productos se espera que aumente especialmente de pescado


la voz | redacción

De la sede de la CEL salieron ayer mensajeros con copias del preacuerdo suscrito el viernes en Santiago con destino a más de media docena de empresas cargadoras de la provincia, buena parte de ellas del sector lácteo. En el listado, según reconoció el propio José Luis Crende, había firmas que no tendrán que revisar los precios que pagan y otras tendrán que hacerlo entre un 3% y un 30%, dependiendo de sí efectuaron subidas en los últimos años.Los mensajeros partieron de la sede de la CEL con destino a Leite Río, Pascual, Fontoira, Puleva, Corporación Alimentaria Peñasanta, Lactalis, Leche Celta, Ingemarga, Inoxidables de Rábade, Tablicia, Fontecelta, Inespal y Ferroplast, además de a las pizarreras de Quiroga. En este caso el papel de la patronal lucense era el de hacer llegar el documento a las empresas cargadoras y recibir, en su caso la respuesta de éstas con el documento firmado o no. Con el escaso margen de tiempo dado era previsible que las respuestas no llegaran a tiempo a su destino: la reunión de Santiago. José Luis Crende advirtió ya por la mañana la dificultad para conseguir el objetivo marcado, entre otras razones debido a que, según dijo, algunas cargadoras podrían dejar de ingresar entre 300.000 y 360.000 euros al año, cantidad que consideró nada despreciable para no admitir, al menos de principio, las exigencias de los transportistas autónomos. Mientras el representante de Aetram, José Luis Crende, acudía a Santiago a la reunión, la nueva presidenta de Tradime, Carmen Castelao, también viajaba a la capital de Galicia, pero a otra reunión, la de Fegatramer. En ella efectuaron un seguimiento del paro, que rondó el cien por ciento, según Castelao, y analizaron la marcha de las negociaciones de Madrid. Cuando la representación lucense salió de Santiago el punto de discusión era la eliminación del céntimo sanitario en las comunidades autónomas que lo aplican al precio de los combustibles. Respecto de las prejubilaciones que reivindican, el propio ministro de Trabajo, Jesús Caldera, ya había advertido que era inviable. Mientras tanto los problemas de abastecimiento aumentan día a día en la provincia. Es previsible que si continúa el paro éstos se hagan todavía mayores, después del pequeño respiro del fin de semana. Los consumidores no esperan encontrar mucho pescado fresco en la plaza de abastos ni en el resto de las pescaderías. Escasean los yogures y otros derivados lácteos, pero la situación no es tan grave como en A Coruña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Más de una docena de cargadoras recibieron el preacuerdo para firmarlo