El obispo agradece a los duques que honrasen el nombre de San Froilán

Fray José Gómez les entregó una fotografía de la catedral y dos medallas para sus hijos Cientos de personas asistieron a una misa que se ofició en la capilla de la Virxe dos Ollos Grandes


lugo

?ue el primero de los actos de la jornada de ayer a los que asistieron los duques de Lugo y sus hijos. Llegaron a la catedral, en la puerta de la plaza de Santa María, de la misma manera que lo hicieron el pasado sábado al Concello, en su propio coche y conducido por Jaime de Marichalar. Les esperaban el presidente de la Xunta, el alcalde y el delegado del Gobierno, así como el obispo de la diócesis, fray José Gómez.Una vez dentro del templo, que estaba abarrotado de personas, los duques se dirigieron a la capilla de la Virxe dos Ollos Grandes, donde el obispo ofició una misa. En su homilía, José Gómez señaló que desde hacía mucho tiempo «soñábamos los lucenses con vuestra visita, al conmemorarse este año el 250 aniversario de las fiestas de San Froilán». El obispo agradeció a los duques que honraran al patrón de la ciudad «imponiendo su nombre a vuestro hijo primogénito» y recordó que gracias a «vuestros oficios» y al convenio de colaboración entre el Obispado y Caixa Galicia se restauró el retablo y la imagen de San Froilán, que hay en la capilla de la catedral. La homilía, con partes en gallego y otras en castellano, hizo referencia al ejemplo que supone que los duques decidiesen ayer asistir a la misa dominical: «Es un referencia para las familias que vean la expresión pública de vuestra fe cristiana». Al finalizar la misa, fray José Gómez y otros miembros del Obispado de Lugo entregaron a los duques una fotografía en la que se ve la fachada de la catedral y dos medallas para sus hijos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El obispo agradece a los duques que honrasen el nombre de San Froilán