Jaime de Marichalar está interesado en tener una chaqueta y una camisa como las de su hijo, pero en blanco


La Mostra do Traxe Rexional, a cargo de la Asociación Galega do Traxe Rexional, fue seguida por los duques desde los soportales del consistorio, donde Froilán tomó asiento en el primer peldaño. Siguieron con atención el variado desfile de trajes tradicionales -de gala, de fiesta, de trabajo y otros- y de distintas épocas que fue presentado por Isidoro Rodríguez, responsable de la asociación cultural María Castaña. La infanta Elena fue la encargada de entregarles un obsequio -una réplica de la Muralla- a representantes de los colectivos Amigos do traxe, María Castaña y O Trasniño do Bosque. «No era un día -el de hoy- para disfrazarse, sino para dar gracias a quienes nos hicieron este legado histórico». Con estas palabras, Isidoro Rodríguez, recordaba a los duques de Lugo y a los presentes en la plaza Maior que el traje es «un elemento que identifica a un pueblo».Al esposo de la infanta, Jaime de Marichalar, le debió causar cierta sorpresa la vestimenta tradicional, ya que tanto el sábado como ayer se interesó por tener una chaqueta como la de su hijo Froilán. Sobre su preferencia a la hora de elegir color, Marichalar se decantó por el blanco. Además, el duque de Lugo está interesado en una camisa, por lo que no se descarta que el Concello cumpla con el encargo. Cabe destacar que la infanta lució ayer los pendientes de plata dorada que completan el traje de su hija, y que fueron elaborados por un orfebre gallego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Jaime de Marichalar está interesado en tener una chaqueta y una camisa como las de su hijo, pero en blanco