La Diputación promueve una red de senderos del Miño de 190.000 metros

El Inludes desarrolla esta iniciativa en municipios de la zona centro de la provincia lucense Catorce tramos forman el proyecto, con el que se pretende vertebrar varias comarcas


m.?c. | lugo

La red de senderos proyectada en la cuenca del río Miño es uno de los proyectos que desarrolla la Diputación y que afecta a varios concellos de la zona centro de la provincia, financiados con fondos de planes europeos.El proyecto se denomina Camiños do Miño y abarca una zona bastante amplia de la cuenca del río, con una longitud estimada de 194.637 metros, de los que 14.784 ya han sido realizados y 32.239 están en proyecto. El resto, 147.614, siguen en estudio. La red de senderos también llega a zonas bañadas por los ríos Chamoso, Narla, Neira, Támoga, Azúmara, Sarria, Ladra y Ferreira. El proyecto incluye el tramo de Meira a la isla de San Roque, que comienza en el Pedregal de Irimia y tiene una longitud de 44.071 metros. Se encuentra en fase de construcción durante dos kilómetros. Otro tramo es de la isla de San Roque a Rábade, de 1.319 metros. Está construido y en servicio, mientras que el de Rábade a Lugo mide 19.310 metros y su proyecto ya está terminado. La longitud del tramo ya construido entre Lugo y el río Neira es de 13.465. Ésta enlaza con una ruta que concluye en Portomarín y cuyo proyecto está en estudio de trazado. Mide 13.315 metros. El tramo del Támoga une la laguna de Cospeito con la isla de San Roque, una distancia de 10.573 metros, mientras que el del río Azúmara, de 15.302 metros, une Mosteiro con la desembocadura del río. El proyecto está en estudio de trazado. Otro de los estudios ya concluidos es el del tramo Ladra-Begonte, de 8.843 metros. Éste será la primera parte de la ruta que comunicará Ladra con Baamonde, de 5.740 metros. Uno de los recorridos de mayor longitud es el que va desde Friol a la desembocadura del río Narla. Este tramo mide 16.879 metros y está pendiente del estudio de trazado. Otro tramo es el del Chamoso, desde el mazo de Santa Comba al río, un recorrido de 4.086. La Confederación Hidrográfica colabora en esta obra, cuyo proyecto ya está concluido. El tramo del Neira comienza en el puente Carracedo, de 16.011 metros, mientras que el de Sarria, de 13.065, concluye en A Pobra de San Xiao. Otro tramo es del Ferreira, entre Guntín y Portomarín. Es un proyecto en estudio de trazado y mide 12.658 metros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Diputación promueve una red de senderos del Miño de 190.000 metros