El temporal provocó apagones de hasta diez horas, y derribó árboles y cornisas

En la capital lucense el viento arrastró antenas y trozos de cubiertas de varios tejados Hubo múltiples protestas por las deficiencias en el servicio eléctrico


la voz | lugo

?l temporal de ayer puso de relieve las numerosas deficiencias de la red eléctrica de la provincia. Centenares de núcleos de población, no sólo de las zonas montañosas sino también de la comarca de Terra Chá, sufrieron cortes en el servicio. La situación provocó multitud de protestas por parte de los afectados. Empresarios de Castro de Ribeiras de Lea, por ejemplo, estudian posibles acciones contra la empresa suministradora. Propietarios de algunas floristerías hicieron referencia a las pérdidas que les ocasionó la situación en una jornada en la que deberían haber trabajado a tope con vistas a la celebración de mañana.Pero una de las situaciones más graves ocurrió en algunos lugares de Os Ancares donde el apagón duró unas diez horas. En el albergue de montaña el servicio se interrumpió a las diez de la mañana y no se reanudó hasta las ocho y media. En el establecimiento estaban hospedados cincuenta estudiantes de A Coruña. En la comarca ancareña, lo mismo que en A Fonsagrada, Pedrafita y Becerreá, el servicio eléctrico funcionó con muchas interrupciones. Otros concellos afectados fueron los de Outeiro de Rei, Trabada, Chantada y Folgoso do Courel. El fuerte viento, que llegó a alcanzar rachas que rozaron los 120 kilómetros por hora en Os Ancares y los 80 en la zona de Monforte, provocó la caída de numerosos árboles. En Lugo, uno de ellos cayó en la ronda de Fingoi y tuvo que ser talado. Otro se precipitó sobre los balcones de un edificio en Campos Novos. La Policía Local, los bomberos y Protección Civil, cuyos responsables se mantuvieron al frente de un dispositivo especial, hicieron más de una docena de salidas. Fueron para retirar losas, uralitas, cornisas, antenas y carteles en las calles Río Cabe, Xoán Montes, Río Neira, Cidade de Viveiro, Trapero Pardo, Vilalba, Ronda de Fingoi y Roza Nova. Los bomberos, sin embargo no habían tenido que intervenir hasta las nueve de la noche para efectuar ningún achique, aunque en algunos lugares de la ciudad se formaron considerables bolsas de agua que dificultaron especialmente la circulación en las últimas horas de la tarde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El temporal provocó apagones de hasta diez horas, y derribó árboles y cornisas