La familia y su consellería


En las butacas del salón de actos de Caixa Galicia se sentaron no sólo militantes socialistas. A escuchar el mensaje que trajo a Lugo Blanco acudieron gentes de la empresa, como Hipólito Trinidad y Jesús Pernas; el también empresario Mauricio Posada, ex-concejal y ex-presidente de la Cámara de Comercio, y de la cultura, como Adolfo de Abel Vilela. Estaban, cómo no, las planas mayor y menor del socialismo lucense. El secretario de organización del PSOE dijo, antes de la conferencia, que su partido en Euskadi saldrá reforzado de su congreso, y anunció que el asunto del falso encuentro de Felipe González con autoridades de Marruecos aún traerá cola, porque el PP «utiliza todas las vías, incluso la mentira, para descalificar».Blanco dijo a su auditorio que el Gobierno sigue sin impulsar políticas activas de creación de empleo. Para el PSOE -anunció- «las familias van a ser un polo de atención permanente». Otro banderillazo al PP: «La política de familia es mucho más que tener una consellería. Los maquillajes institucionales no pueden ocultar la ausencia o escasez de presupuestos». Más caña al PP: «España tiene hoy el índice de criminalidad más alto de la historia». Jugó a demagogo con el trato que el Gobierno da a los jóvenes. Antes de acabar afirmó que la segunda modernización de España lleva seis años de retraso. Luego, de nuevo los abrazos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La familia y su consellería