El mejor momento del año para comprar una tele: ¿Cuál me compro?

A punto de arrancar el Mundial de fútbol de Rusia, la venta de teles se anima con importantes descuentos fruto de la liquidación de los aparatos presentados en el 2017. En algunos casos alcanzan la mitad del precio que tenían cuando salieron a la venta

Con la primavera llegan las mejores semanas para comprar un televisor. Los fabricantes han comenzado a lanzar sus nuevos modelos para el 2018 y los comercios liquidan las existencias de los aparatos presentados durante el 2017. A todo esto se suma el comienzo del Mundial de fútbol de Rusia, con lo que la venta de teles se anima con importantes descuentos que en algunos casos llegan a la mitad del precio que tenían cuando salieron a la venta hace ahora un año.

Con la veteranía de un año en el mercado, estos modelos acumulan multitud de análisis de expertos, pruebas a fondo en foros y valoraciones de compradores en tiendas online. De toda esa experiencia salen estos cinco televisores recomendados, una apuesta segura para diferentes gustos y bolsillos.  

Los precios pueden variar mucho de un día a otro, y también entre las diferentes tiendas. Por eso conviene buscar en un comparador de precios como idealo.es (que incluye un gráfico con la evolución del precio) y además en alguna gran cadena no incluida en ese buscador (como MediaMarkt). Junto a cada modelo facilitamos el mejor precio encontrado (fecha: 4 de abril del 2018). Para mayor comodidad, añadimos también un botón para compra directa en Amazon.

El mejor: LG 55" OLED55C7V 

Negros perfectos, tecnología OLED. Desde 1.463 euros. Los estudios de mercado dicen que una familia media renueva el televisor cada ocho años. Y en los ocho últimos años -los transcurridos desde el Mundial de Sudáfrica- han cambiado muchas cosas: de la alta definición (FullHD) hemos pasado a una resolución cuatro veces mayor (4K)  y la tecnología dinámica de contraste y color (HDR) proporciona unas imágenes más realistas y naturales. Además, las plataformas de televisión por Internet como Netflix han popularizado rápidamente ambas tecnologías.

En esta era del 4K y HDR, el rey es el LG OLED C7V, un aparato ideal para disfrutar del cine en casa y de los deportes. Exprime la ultra-alta definición y el contraste dinámico, aporta unos negros perfectos y mantiene esa calidad de imagen desde cualquier ángulo de visión, gracias a los sensores OLED, que hoy en día dan la mejor imagen posible en condiciones ideales (es decir, en un salón a oscuras). El punto débil de los televisores OLED sigue siendo la posible aparición de fantasmas: retención temporal de imágenes que han permanecido fijas durante un buen rato en pantalla.

A esa excelente calidad de imagen, LG añade sonido envolvente 360º (Dolby Atmos) y además uno de los mejores sistemas de Smart TV  (WebOS), para ver películas y series por streaming. Como resultado, ver una película en 4K y HDR en este televisor OLED de 55 pulgadas es una experiencia radicalmente diferente a la que proporcionaban los antiguos televisores FullHD. Si la prioridad es tener esta calidad propia de la gama alta, el precio actual de este televisor (que hace un año costaba más de 2.500  euros) lo convierte en una ganga.

Disponible en: 55 y 65 pulgadas.

El más polivalente: Sony 55” KD55XE9005 

Brilla en cualquier salón. Desde 1.119 euros. Con este modelo, uno de los mejores valorados del último año,  Sony ha vuelto por sus fueros. La marca japonesa ha logrado refinar la tecnología LED (que da mayor brillo que la OLED) para darle a la serie XE9005 un gran comportamiento en todo tipo de terrenos: ya sea en salones con mucha luz o poca, y tanto si muestra escenas muy luminosas o muy oscuras.

Un escalón por debajo del LG OLED, este Sony mantiene una gran relación calidad/precio: al excelente nivel de detalle, brillo y contraste hay que añadir un color negro muy profundo y una visualización muy fluida del movimiento. Y todo ello, más una retención de imagen casi nula, lo convierte en una elección ideal si se quiere utilizar para videojuegos o como gigantesco monitor de ordenador, además de para ver deportes, series y películas.

El punto débil de este elegante y versátil televisor de Sony es el sistema operativo Android TV, menos intuitivo y más dado a fallos y cuelgues que los sistemas de Smart TV de LG y Samsung. Actualmente, el tamaño con mejores ofertas de este modelo es el que se está convirtiendo en estándar: 55 pulgadas (unos 122 centímetros de ancho y 69 de alto) .

Disponible en: 49, 55, 65 y 75 pulgadas.

El más inteligente: Samsung 49” UE49MU7005

Sencillez e innovación. Desde 786 euros. El primer fabricante mundial, Samsung, es la marca que ofrece el mejor sistema de televisión inteligente: Tizen. Con su intuitiva configuración y navegación, y su simple mando a distancia (con control por voz), es rápido y fácil dar el salto de los canales de televisión convencional a las plataformas de streaming como Netflix o HBO. O grabar programas en un disco duro externo.

A esa facilidad de uso hay que añadir buenos negros, y un contraste y brillo bastante logrados, aunque el MU7005 no sea de primer nivel en cuanto a especificaciones técnicas. Sus puntos débiles son una limitada gama de colores y un reducido ángulo de visión. En cambio, Samsung sí que lo ha dotado de otras innovaciones propias de sus televisores de gama alta QLED. Este modelo comparte con ellos un estupendo diseño: fino y atractivo, incluso desde atrás, pensado tanto para poder colocarse en medio del salón como para pegarse a la pared.

En ambos casos es de agradecer la solución de Samsung para esconder la maraña de cables que va al televisor: con el sistema One Connect, las conexiones con la antena, descodificadores y consolas de videojuegos se realizan en una caja que va separada de la tele (por un único cable de hasta 3 metros) y que facilita así su colocación en puntos de la casa no tan cercanos a un enchufe.

Disponible en: 49, 55, 65, 75 y 82 pulgadas.

El más económico: LG 43” 43LJ594V

El presente es en alta definición. Desde 327 euros. Si la prioridad no es dar un gran salto de calidad para poder ver películas y series en 4K y HDR, una muy buena opción es este televisor LED de 43 pulgadas. Con este modelo podemos compaginar nuestros sueños de un cine en casa con la realidad de un espacio y un presupuesto más limitados.

El modelo LJ594V de LG visualiza estupendamente imágenes en alta definición (FullHD, la más común todavía en plataformas de streaming) y en resoluciones inferiores (como las de los DVD y la gran mayoría de canales de la TDT). La gran ventaja frente a televisores más antiguos, de similar calidad de imagen, es el cómodo sistema WebOS de televisión inteligente y su conexión WiFi. Proporciona un buena calidad de imagen en casi cualquier ángulo de visión, pero su punto débil son un contraste y unos negros pobres (más grises que negros) comparados con el resto de televisores recomendados aquí. No es la mejor opción para disfrutar de una película con las luces apagadas, sin perder detalle en las escenas más oscuras.

Disponible en: 43 y 49 pulgadas.

El más elegante: Samsung 43” The Frame

Arte en cualquier habitación. Desde 1.288 euros. Con los actuales tamaños de televisores, al apagarlos nos queda un gigantesco rectángulo negro en el salón. Este modelo ha sido el primer intento de Samsung para solucionar este pequeño-gran inconveniente: The Frame es una tele que se convierte en un cuadro (al pulsar el botón de apagado) y adorna el salón o incluso el dormitorio.

Con un diseño que imita el de una fotografía o grabado artístico enmarcado con un fino borde metálico, el brillo de la pantalla se reduce al entrar en modo Arte, se adapta a la iluminación de la habitación y se puede apagar del todo si no detecta movimiento (para evitar un excesivo consumo de electricidad). Configurado así, este televisor solo se comporta como un cuadro cuando hay alguien delante para contemplarlo. Y una nueva versión del sistema One Connect (más sofisticada que en el MU7005) facilita colgarlo en la pared, sin cables a la vista.

El usuario tienes tres opciones: elegir la imagen entre varias docenas de fotografías, pinturas e ilustraciones de la colección online gratuita de Samsung; enviar a la tele sus propias fotos a través del móvil o pagar una cuota mensual para acceder a los fondos de grandes museos y galerías de arte. En esta primera generación de The Frame, el modo arte no es perfecto, pero resulta natural en la mayoría de las condiciones de iluminación. Es un buen televisor 4K y HDR, con el excelente sistema Smart TV de Samsung. Su punto débil es que, por el mismo precio, otros modelos ofrecen mejor calidad de imagen y un diseño más fino y ligero.

Disponible en: 43, 55 y 65 pulgadas.

Votación
22 votos
Tags

El mejor momento del año para comprar una tele: ¿Cuál me compro?